Los logroñeses, fieles a la Borriquilla

Sonia Tercero

Niños y mayores han abarrotado desde las 11 horas la calle Portales y la plaza del Mercado para asistir a la primera procesión de la Semana Santa

Amaya Arteaga
AMAYA ARTEAGA

Tras una nutrida representación de las diferentes cofradías de Logroño, con muchos pequeños cofrades entre sus integrantes, el paso de la Entrada de Jesús en Jerusalén con la esperada Borriquilla protagonizaba esta mañana la procesión que abre oficialmente la Semana Santa en la capital. Muchas familias y muchos ramos -palmas, olivo y laurel- con y sin chucherías, se agitaban a su paso. Los ramos lo hacían en manos de los más pequeños y así también se iban moviendo los asistentes buscando hueco para ver el desfile, en un recorrido que ha lucido repleto, sobre todo en sus primeros tramos. Ha habido muchos que, aprovechando que se despejaba Portales, han subido al Espolón para disfrutar de una segunda vuelta.

Más inofrmación

Previamente al recorrido, la concatedral de La Redonda ha acogido la misa de Cofrades y la bendición de los ramos. Sobre las 11.45 horas los asistentes a la eucaristía han salido de la iglesia y se han sumado a todos aquellos que ya se colocaban ordenados a ambos lados de Portales para la procesión. Como estaba previsto, la Borriquilla ha lucido con sol y ambiente jubiloso y colorido desde la plaza del Mercado, pasando por Muro del Carmen, Muro de la Mata, Sagasta y regreso por Portales hasta regresar de nuevo a la concatedral y dar por concluido el acto.