Los Jesuitas de España piden perdón

Los Jesuitas de España piden perdón
Justo Rodriguez

La Compañía de Jesús recuerda en un comunicado a nivel nacional que ha apartado al religioso sospechoso de abusos, promete colaborar con la justicia y reivindica el derecho a la presunción de inocencia

L.J.R.

La Compañía de Jesús ha emitido una nota esta mañana en la que, en la relación al caso del Jesuita apartado del colegio de Logroño por presuntos abusos sexuales en Gijón «ocurido hace años», promete colaborar con la justicia y reivindica el derecho a la presunción de inocencia.

La Compañía manifiesta su apoyo a la posible víctima y a su familia por el sufrimiento que la conducta de un miembro de su Orden haya podido generar, aunque al mismo tiempo manifiesta su compromiso con la protección de los menores y personas vulnerables.

Más

Asimismo, en su su escrito, hacen un llamamiento para que toda información o denuncia que se quiera hacer llegar al centro, en relación al comportamiento impropio de algún miembro de la Compañía en España, se pueda hacer enviando un correo a protección@jesuitas.es

«La sola sospecha de un comportamiento ilícito de un hermano nuestro nos duele profundamente. Pedimos perdón y lamentamos profundamente que algo así haya podido ocurrir en una nuestras instituciones«, señalan textualmente en el comunicado en el que, como recuerdan, en este momento la instrucción de esta causa está en marcha. »Hasta que concluya, habiendo apartado al jesuita del contacto con menores, también pedimos prudencia ante el derecho a la inocencia«.

Apartado el 12 de enero

El jesuita fue apartado del centro el 12 de enero, según ha informado el actual párroco que vino a sustituirle, además se ha sabido que estuvo durante tres meses al frente de la parroquia donde coordinaba las clases de catequesis y religión en Eso y Bachillerato.

La comunidad educativa de Jesuitas se vio sorprendida este martes por la noticia difundida por la dirección del centro ubicado en Logroño a través de un comunicado enviado a las familias de su alumnado: la decisión de apartar a un religioso, denunciado por abusos sexuales en Gijón.