Vigilantes de los cultivos

Elaboradores del 'Boletín de Avisos Fitosanitarios' con José Luis Pérez, anterior responsable de la publicación (tercero por la izquierda), y José Luis Ramos (a su izquierda), actual responsable. /Miguel Herreros
Elaboradores del 'Boletín de Avisos Fitosanitarios' con José Luis Pérez, anterior responsable de la publicación (tercero por la izquierda), y José Luis Ramos (a su izquierda), actual responsable. / Miguel Herreros

El Boletín de Avisos, más de medio siglo con los agricultores | Publicado por la Sección de Protección de Cultivos, se distribuye en la actualidad a más de cinco mil agricutores

José Ignacio Gasco
JOSÉ IGNACIO GASCOLogroño

El Boletín de Avisos Fitosanitarios, que edita el Servicio de Producción Agraria y Laboratorio Regional, concretamente su Sección de Protección de Cultivos de La Rioja, está cerca de cumplir ya 53 años de historia.

José Luis Ramos, jefe de la Sección de Protección de Cultivos y actual responsable de la publicación, destaca que en ella trabajan seis técnicos del citado departamento, que se ubica en la Finca de La Grajera, dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja.

Fue el 4 de marzo de 1966 cuando la Jefatura Agronómica de la Provincia de Logroño, a través del Servicio de Fitopatología y Plagas del Campo, sacó el primer boletín.

Esta publicación, en la actualidad un doble folio a todo color, al que se puede adjuntar según las necesidades de contenido varios folios más, la reciben por correo más de cinco mil agricultores y viticultores riojanos.

Parásitos. los productos, la utilización

A través de estos boletines, explica José Luis Ramos, «informamos a los agricultores riojanos sobre los parásitos que afectan a los principales cultivos de La Rioja, indicando los momentos oportunos de los tratamientos fitosanitarios, la forma de realizarlos, los productos recomendados, su utilización...».

«La Estación de Avisos -añade Ramos- sigue el estudio de los ciclos biológicos de aquellos parásitos endémicos o que inciden fuertemente en el rendimiento de los principales cultivos».

Se debe tener en cuenta, añadió, que «no todas las plagas o enfermedades que se indican en estos boletines las tiene que tener un agricultor en su explotación, con lo cual solamente deberá seguir los consejos que aquí se den para aquellas que afecten a sus cultivos».

Anualmente se vienen editando una treintena de boletines relacionados con los principales cultivos (sobre todos vinculados con el viñedo, árboles frutales, cultivos hortícolas, etc.)

Después de más de medio siglo de vida, la Sección de Protección de Cultivos de La Rioja lleva editados más de un millar de boletines.