Sanz: «No me han ganado en la política ni en la vía judicial»

Sanz: «No me han ganado en la política ni en la vía judicial»
Justo Rodriguez

El expresidente del PP y del Gobierno de La Rioja cuestiona el interés real de la comisión que investiga la presunta financiación ilegal de la sede popular

Teri Sáenz
TERI SÁENZLogroño

Pedro Sanz ejerció este lunes de Pedro Sanz y despejó las dudas previas sobre si acudiría a la comisión del Parlamento constituida para investigar cómo se financió la sede de los populares riojanos en Duquesa de la Victoria. No sólo compareció de forma voluntaria como remarcó -«no he recibido ninguna notificación y vengo por mis compañeros y por respecto a la institución»-, sino que dejó algunas frases para la hemeroteca en una cerrada defensa tanto del partido que dirigió hasta que le relevó José Ignacio Ceniceros como de su propia persona. «No me han ganado en la política ni en la vía judicial», sentenció durante una intervención que en principio iba a ceñirse a unas consideraciones preliminares y luego se extendió a otras «reflexiones» con rifirrafes especialmente tensos con el líder del PSOE, Francisco Ocón.

Más

Sanz cuestionó en primer lugar la propia comisión, cuya creación juzgó motivada por un interés «político, partidista y electoral» pese a los informes jurídicos del propio hemiciclo. Por un lado, por haber negado la constitución de otra similar en la que el PP pretendía analizar cómo se pagó la sede socialista en Martínez Zaporta. Por otro, porque pese a haberse configurado en el 2017, «se ha mantenido en un cajón» hasta llegar a puertas de los comicios autonómicos y municipales. «En 36 años de democracia en La Rioja nunca había ocurrido nada similar en este Parlamento», subrayó dudando incluso de la legalidad de la convocatoria por excederse en sus competencias y poniendo en tela de juicio que de la docena de comparecientes propuestos en origen sólo se haya sustanciado su presencia y las de Carlos Cuevas y Ana Elvira Martínez.

«No consiento que diga que todo el PP es corrupto; en su casa no hay limpieza y buscan basura en los demás» Al PSOE

En cuanto al asunto medular de cómo se sufragó el inmueble de Duquesa de la Victoria a la vista del apunte de 200.000 euros referencia a La Rioja en los 'papeles de Bárcenas', Sanz tiró de argumentario: el Tribunal de Cuentas nunca ha detectado irregularidades en sus diferentes fiscalizaciones, ningún juzgado ha imputado a ningún militante del PP de La Rioja, el partido utiliza un solo NIF de modo que no tiene propiedades a nivel regional y el caso del extesorero nacional está judicializado y, por lo tanto, es esa esfera en la que a su entender debe dirimirse cualquier duda. El expresidente del PP apuntó en todo caso que en aquella época -año 2008- nada tenía que ver con la administración interna del partido y se «despreocupó» de, por ejemplo, a quién se compró el local a donde se trasladó la sede. «No significa que no asuma la responsabilidad que me corresponda», matizó al tiempo que defendió la gestión tanto de su exsecretario general como de la antigua gerente que comparecieron horas atrás ante la misma comisión.

«Mala gente»

«Y no diré nada más», atajó en su declaración inicial. Pero se desdijo. Las acusaciones e interrogantes planteadas tanto por el PSOE como por Ciudadanos -ningún representante de Podemos acudió a la cita ni por la mañana ni por la tarde- espolearon su contraataque con Ocón como principal diana de sus palabras. «Su cara de amargura, odio y tristeza lo dice todo. No me extraña que vaya de segundón en su partido porque no le permitirían ir de primero», espetó al líder del PSOE en la comunidad autónoma conminándole a «cuidarse de insinuaciones» como las que, según dijo, él mismo podría formular a la inversa. «Parece que hoy aquí quieren ser la propia Audiencia Nacional y saber más que los jueces y los fiscales», agregó para elevar el nivel de sus recriminaciones a las filas socialistas. «No les consiento que digan que todo el PP es corrupto; en su casa no hay limpieza y buscan basura en los demás», arguyó aludiendo al caso de los ERE en Andalucía.

Fue el punto de inflexión a partir del cual Pedro Sanz cargó contra su principal contrincante político desde una perspectiva histórica. «Quien no quería saber nada de comisiones de investigación era el PSOE cuando gobernaba», dijo mientras repasaba recortes de prensa de 1993 y concluir: «El PP vino en 1995 a limpiar la imagen negra y oscura que ustedes dejaron».

«Su cara de amargura, odio y tristeza lo dice todo. No me extraña que vaya de segundón en su partido» A Francisco Ocón

El expresidente regional aprovechó la coyuntura para instar al partido comandado por Francisco Ocón a acudir a los tribunales en caso de tener la seguridad de que los populares han cometido alguna irregularidad. «Ya han ido 60 veces y no han ganado ninguna sentencia», aseveró en un tono de crispación que tuvo de nuevo al secretario general del PSOE como destinatario de las críticas. «El PSOE ha judicializado la vida política en esta comunidad y eso es ser mala gente, de malas personas; así no se va a ninguna parte», concluyó.

La escalada le llevó a rebatir las acusaciones sobre su proceder dictatorial cuando era el máximo mandatario de La Rioja. «No le voy a decir cómo me trató y lo que me hizo su partido tanto desde el Parlamento como desde el Gobierno de 1991 a 1995». Y más: «Han sido incapaces de ganar al PP mientras yo he sido presidente», continuó para mostrar su satisfacción por no haber permitido en el 2015 que el PSOE se hiciera con la Presidencia el hemiciclo. «No sabe cuánto me alegro», reconoció ante la comisión.

«Es una decisión política, partidista y electoral que excede las competencias del Parlamento riojano» A la comisión de investigación

Ocón tampoco perdió la ocasión de replicar. «Cada uno recoge lo que siembra y usted está en época de cosecha», le afeó a Sanz antes de que Tomás Martínez Flaño (Cs) censurara el «vergonzante» cruce de acusaciones. «Es lamentable cómo la vieja política es capaz de tirarse mierda los unos a los otros», reflexionó. Por el Grupo Popular, Jesús Ángel Garrido tachó de «sainete» la comisión «cuyo único fin es desprestigiar al PP con mentiras sólo para arañar un puñado de votos».