¿Cuántos ricos hay en La Rioja?

¿Cuántos ricos hay en La Rioja?

Dos millares largos de contribuyentes de la comunidad disponen de un patrimonio personal por encima de los 700.000 euros | Las fortunas riojanas declaran patrimonio por valor conjunto de 6.367 millones de euros y pagan por este gravamen casi siete millones de euros al fisco

Maite Mayayo
MAITE MAYAYOLogroño

Extraordinario'. Esta es la coletilla que ha acompañado siempre al Impuesto de Patrimonio. Extraordinario porque esa era su vocación de nacimiento. Y extraordinario porque en contadas ocasiones ha respondido a esta finalidad. Tocó nuestros bolsillos en 1977 porque el legislador de entonces quería poner en orden el descalabrado sistema tributario español y, como no buscaba por sí mismo recaudar fondos de forma continuada sino circunstancial, lo adjetivó de 'extraordinario'. Pero la excepcionalidad se mudó en costumbre.

Rodríguez Zapatero lo eliminó en el 2008 y la crisis lo recuperó -también con ánimo temporal- en el 2011 y el 2012. Rajoy decidió mantenerlo hasta el 2013 y desde entonces se prorroga año a año. Ahora Pedro Sánchez y sus obligadas negociaciones con Podemos han vuelto a poner en la picota al polémico impuesto que amenaza con quedarse y con presencia más que testimonial.

Relacionado

Las comunidades autónomas -encargadas de su recaudación- han venido aplicando 'descuentos' (hasta el 100% en Madrid) y han jugado a la baja con el límite exento de 700.000 euros, que ahora están en negociación. En nuestro caso, La Rioja aplica una bonificación del 50% desde el 2015, que este 2018 se eleva al 75%, aunque el Gobierno de La Rioja ha manifestado reiteradamente su intención de eliminarlo en su totalidad.

Mientras esto se hace realidad (o tal vez no), 2.259 contribuyentes riojanos cotizaron por este impuesto en el 2016 (último año del que la Agencia Tributaria dispone de datos que, precisamente, acaba de hacer públicos en estos días). Los 'acaudalados' riojanos que disponen de un patrimonio personal por encima de los 700.000 euros (la vivienda habitual está exenta hasta los 300.000 euros) declararon poseer en conjunto una riqueza de 6.367 millones de euros (cada uno dijo tener de media bienes por valor de 2,8 millones). Por sus fortunas tuvieron que pasar por caja y pagar casi siete millones de euros. Entre el 2011 (cuando se recuperó el gravamen) y el 2016, este tributo ha recaudado en La Rioja 65,9 millones de euros.

Además

Si estos datos los ponemos en relación con el tiempo, se observa que el número de ricos declarantes ha aumentado el 10% desde el 2011 (cuando se registraron 2.054) mientras que el importe de los bienes y activos objeto de declaración se ha incrementado el 21% al pasar de 5.247 a 6.367 millones de euros. Si la lupa se detiene en los ejercicios del 2015 y del 2016 se comprueba que de un año a otro el valor ha crecido el 10,5%, es decir, la mitad del sexenio de un solo golpe.

Pablo Arrieta, delegado de la Asociación Española de Asesores Fiscales en La Rioja (Aedaf), atribuye estos boyantes datos a la mejora económica general del país que ha permitido revalorizar activos como las acciones, fondos de inversión... y a las continuas actualizaciones catastrales de los bienes, y no tanto a la visión defendida en algunos foros de que hoy haya, en general, más ricos en La Rioja.

El informe anual de la Agencia Tributaria permite acercarse al contenido de esos bienes declarados y examinar su distribución. De esta manera, algo más de uno de cada cinco euros (1.370 millones) se corresponde con propiedades inmobiliarias, cuyo valor ha aumentado en torno al 13% respecto a los datos reflejados seis años atrás.

Capital mobiliario

También se aprecia un notable incremento en las inversiones en capital mobiliario. Este apartado recoge las acciones, inversiones dirigidas a deuda pública y depósitos en entidades bancarias. Pues bien, la suma de todas ellas asciende a 4.620,5 millones frente a los 4.253 millones del 2015. Los cerca de 400 millones de diferencia en un solo año (alza del 8,6%) se explicarían por el comportamiento positivo de los mercados financieros que han multiplicado el valor de acciones, fondos..., una circunstancia que contribuiría, además, al aumento del censo de declarantes (de 2.202 a 2.254 en igual periodo).

El grupo de contribuyentes más pudientes de la sociedad riojana tiene depositados en cuentas corrientes y de ahorro 556,1 millones de euros, una cantidad que a simple vista puede parecer abultada pero que está bastante alejada de los 670,9 millones de euros que se 'confesaron' en el 2011. La baja rentabilidad de este formato podría justificar esta situación y habría derivado el dinero hacia otras opciones.

Los seguros y rentas también son del agrado de los 'afortunados' riojanos: 88,6 millones de euros están confiados a estas modalidades, que en el 2011 atrajeron sólo 61,9 millones.

Hay más mujeres que hombres que cumplimenten esta declaración, si bien su valor es menor

En este selecto club no podían faltar los bienes suntuarios (vehículos, joyas, pieles, objetos de arte...). Lo declarado en este apartado está valorado en 5,2 millones de euros, una más que sustancial rebaja si se pone en relación con los 30,7 millones acreditados en el 2011.

El informe tributario desglosa también un par de datos por género. Así las mujeres riojanas presentan más declaraciones de este tipo que los hombres: 1.170 por 1.080. Si bien el importe medio declarado es ligeramente superior en el caso de ellos (3 millones) que de ellas (2,6 millones).

El impuesto del patrimonio se centra únicamente en el valor de los bienes y activos que uno posea, sin tener en cuenta las rentas. Sin embargo, desde el 2013 la Agencia Tributaria incluye una estadística que pone en relación este gravamen y el de la renta. Es decir, toma los dos millares largos de declarantes del patrimonio y compara sus declaraciones con la renta que someten a gravamen. Con esta consideración, resulta que los riojanos más pudientes tienen una base imponible de 91.068 euros (en el 2016) frente a los 72.973 del ejercicio anterior.

En el cómputo general, esta cifra sitúa a La Rioja en el sexto registro más bajo del país y, como curiosidad, resulta que es cuatro veces inferior al tributado en Madrid (389.640 euros). Visto así, advierte Arrieta, los 'ricos' de La Rioja no son tan ricos : «¿Realmente una persona con un nivel de renta de 91.000 euros es rica como para pagar por Patrimonio cuando en el IRPF ya está tributando por el hecho de tener inmuebles o el IBI?».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos