Cuando el profesor es tu hijo

Diego y Arturo Iturriaga, hijo y padre, profesor y alumno, respectivamente. :: e. del rÍo/
Diego y Arturo Iturriaga, hijo y padre, profesor y alumno, respectivamente. :: e. del rÍo

Diego Iturriaga imparte un curso en la UR del que su padre, Arturo, es alumno

Marcelino Izquierdo
MARCELINO IZQUIERDOLogroño

Este curso académico, como profesor del Departamento de Ciencias Humanas de la Universidad de La Rioja, al historiador Diego Iturriaga le ofrecieron desde la Fundación de la UR impartir por primera vez un curso a los alumnos de la Universidad de la Experiencia, dentro de su Programa de Formación Permanente.

El curso que finalmente propuso Diego lleva por título '10 ciudades de 10', en el que lleva a cabo un repaso de diez ciudades mundialmente conocidas a través de la historia, pero también de la literatura, el arte, el cine y las experiencias personales. «Todas las ciudades elegidas las he visitado y he profundizado en ellas. Tengo claro que moriré pobre, pero moriré viajado...», afirma el profesor.

La curiosidad llegó cuando Arturo Iturriaga, el padre de Diego, optó por matricularse en el citado curso. «Una vez jubilado, había completado varios cursos de la Universidad de la Experiencia y en esta ocasión me apunté al que daba mi hijo Diego. Como también soy muy viajero, me pareció un tema atractivo», asegura.

«Siento un gran orgullo al ver que mi hijo es el maestro y yo, el 'estudiante'»

Orgullo y sorpresa

Es cierto que Arturo había escuchado con anterioridad a su hijo Diego intervenir en conferencias y en mesas redondas, tanto dentro de la universidad como en otros foros, pero ésta era la primera vez que acudía como simple alumno.

«Siento un gran orgullo al ver que mi hijo es el maestro y yo, el 'estudiante' y, también, cierta sorpresa al verlo subido en el estrado, mientras yo estoy en mi pupitre», explica Arturo Iturriaga.

«A ambos nos ha hecho una especial ilusión -añade Diego-, y más teniendo en cuenta que mi hermano Ángel y yo hemos sido los primeros miembros de la familia en poder estudiar una licenciatura universitaria que en ambos casos acabó en sendos doctorados en Historia».

El curso '10 ciudades de 10', de una duración de 20 horas durante el primer semestre, tiene una media por encima del medio centenar de alumnos.

La decena de ciudades seleccionadas fueron París, Barcelona, Seúl, San Francisco, Abu Dhabi y Dubai, Londres, Túnez, Miami, Singapur y Florencia. «Son diez ciudades de cuatro continentes, muy diferentes entre sí, a las que sumamos tres visitas al casco urbano de Logroño: Ruta de la Inquisición con el doctorando en Historia Contemporánea Diego Moreno, una visita al cementerio de Logroño con Federico Soldevilla y una última visita a la exposición sobre el Castillo de Nalda, el pasado diciembre, en el Museo de La Rioja», informa Diego Iturriaga.

«No me importaría repetir la experiencia con mi hijo, aunque soy consciente de que no es fácil ni habitual», concluye Arturo.