Un caso de legionella en Logroño obliga a activar el protocolo de desinfección

Cartel de advertencia en el número 30 de Luis Barrón./Miguel Herreros
Cartel de advertencia en el número 30 de Luis Barrón. / Miguel Herreros

La afectada, inquilina de la calle Luis Barrón 30, se añade a otro cuadro registrado en agosto en un bloque de pisos de Villamediana

LA RIOJALogroño

La detección de un caso de legionella protagonizado por una mujer vecina del número 30 de la calle Luis Barrón de Logroño ha llevado a activar el protocolo de desinfección del sistema de conducción de agua caliente del bloque en prevención de que la bacteria pudiera afectar a otros usuarios, según ha informado TVR en su informativo de la tarde del martes.

Según fuentes próximas de la comunidad de vecinos, la afectada, que se encuentra fuera de peligro, acudió la pasada semana al sentirse indispuesta al Hospital San Pedro, donde tras someterse a las pruebas pertinentes se confirmó la afección.

De acuerdo con la misma fuente y a falta de la confirmación oficial por parte de la Consejería de Salud, el caso llevó a desplegar la rutina seguida en estas circunstancias, consistente básicamente en proceder a la limpieza en profundidad de la conducción centralizada advirtiendo a los vecinos a través de carteles informativos de que se abstengan del uso de agua hasta completar la operación.

Relacionado

Al parecer, no es el único grupo de viviendas que ha debido someterse al tratamiento. El hecho de que la red esté compartida con el conjunto de la manzana, ha llevado también a aplicar el mismo procedimiento en portales aledaños de las calles Valdeosera y Samalar.

La limpieza del sistema de agua caliente se extiende al conjunto de la manzana que comparte la tubería

El hecho de actuar de esta manera obedece a que la bacteria coloniza torres de refrigeración u otras instalaciones que contengan agua a temperaturas templadas, donde tiende a multiplicarse. Si esas bacterias se trasladan en aerosoles (gotas diminutas) pueden ser inhaladas, llegar a los pulmones y dar comienzo a la enfermedad que tiene como principales síntomas tos, fiebre, dificultad para respirar.

«Todo controlado»

El caso en Logroño se suma al recientemente conocido de un varón con residencia en Haro que, como en este caso sí ha ratificado Salud, contrajo la legionelosis en el domicilio que su hijo posee en el residencial Olympo de Villamediana después de realizar unas reparaciones y ducharse allí. La recomendación de la Consejería en este caso de depurar el sistema centralizado de agua caliente sólo alcanza a la primera de las cuatro fases de la urbanización –30 de 190 viviendas– y en quince días deben tomar otra muestra y notificarla a Salud.

El varón estuvo ingresado, pero ya se encuentra dado de alta. Tanto la Consejería de Salud como la alcaldesa de Villamediana, Ana Belén Martínez, trasladaron ayer un mensaje de «tranquilidad». «Está todo controlado», subrayó la regidora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos