La Justicia vuelve a dar la razón a Echazarra y condena a Cs a su readmisión

Enrique Echazarra en los juzgados de Logroño en una imagen de archivo del 2017 /Juan Marín
Enrique Echazarra en los juzgados de Logroño en una imagen de archivo del 2017 / Juan Marín

El exdirigente fue expulsado de la formación naranja en el 2016 tras serle abierto un expediente disciplinario

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

La Justicia ha vuelto a dar la razón al exdirectivo de Ciudadanos Enrique Echazarra y ordena su reintegro en la formación naranja. Primero lo hizo el Juzgado de instrucción número 3 de Logroño y ahora, en respuesta al recurso de apelación interpuesto por Ciudadanos, ha sido la Audiencia la que ha ratificado la sentencia de primera instancia y, por tanto, declara nulo el acuerdo de expulsión del partido del exmiembro de la junta directiva regional de la formación naranja.

El propio Echazarra, que este viernes ha ofrecido en rueda de prensa los pormenores de un fallo contra el que cabe recurso en casación, ha exigido a Ciudadanos que acate la sentencia y «le reincorpore como afiliado y restituya el status y la antigüedad que me correspondería para salvaguardar así todos mis derechos ante la injusta expulsión».

Ante la «decisión errónea» y «perniciosa» para su persona y para su imagen de abrirle un expediente, Echazarra ha pedido el «imprescindible cese» de la cabeza de lista de Cs al Congreso, María Luis Alonso, de todos sus cargos, así como la dimisión del secretario general de esta misma formación, Fran Hervías,

En la misma comparecencia ha reclamado que la comisión de Garantías clarifique cuál ha sido el proceso que se ha llevado a realizar en las contratación de María Luisa Alsonso «contraviniendo la legislación vigente» y que se informe de qué servicios o trabajos realizó el que fuera delegado territorial del País Vasco al Grupo parlamentario de Cs en el Parlamento de La Rioja, «cómo se decidió esa contratación y la cuantía de las retribuciones».

Desde Ciudadanos este mismo viernes se han limitado a asegurar que respetan las decisiones judiciales.