«Las infracciones deben reducirse a lo mínimo, esto es, a cero»

La jefa provincial de Tráfico, Beatriz Zúñiga. /Justo Rodriguez
La jefa provincial de Tráfico, Beatriz Zúñiga. / Justo Rodriguez

Zúñiga destaca que en La Rioja no se han dado casos de positivos por drogas, pero hay que trabajar para concienciar de que el conductor tiene que realizar su labor en condiciones óptimas

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGOLogroño

La jefa provincial de Tráfico en La Rioja, Beatriz Zúñiga, subraya la importancia de la campaña de control del transporte escolar, en cuanto que supervisa las condiciones en que viaja un colectivo tan «vulnerable» como el de los niños y jóvenes.

-¿Cuál es el objetivo de estos controles?

-Esta campaña se desarrolla a nivel nacional y la ponemos en marcha una o dos veces al año a lo largo de una semana, el fin de semana incluido por si hubiera algún desplazamiento. Ante todo, queremos concienciar de que hay que tener precaución en la carretera y de que, especialmente cuando se transporta a niños, no puede haber denuncias por la situación del vehículo o del conductor.

«Cuando se transporta a niños no puede haber denuncias por la situación del vehículo o del chófer»

-¿Qué balance extrae de esta iniciativa?

-Aún no tenemos datos de cómo ha transcurrido esta última campaña, pero entre el 2014 y el 2018 contabilizamos que cerca del 30% de los vehículos inspeccionados registraron alguna denuncia. Esto nos preocupa, si bien con los años el porcentaje de las mismas ha descendido. No obstante, éstas deberían reducirse a la mínima expresión, esto es, que no hubiera ninguna porque siempre hay que tener cuidado con los niños.

-¿Qué tipo de incumplimientos son los más habituales?

-Sobre todo, no tener la ITV en vigor, el seguro específico o la autorización especial para transporte escolar. También carecer de la señal de transporte escolar.

-¿En qué situación se encuentra La Rioja respecto de otras regiones?

-En La Rioja en años anteriores no se han dado positivos por drogas, como han aparecido en otras comunidades. Con todo, tenemos que seguir trabajando para concienciar de que el conductor tiene que realizar su labor en condiciones óptimas. Estas campañas sirven además para que los padres estén tranquilos de que el vehículo en que viajan sus hijos es seguro.