La huelga de guarderías, mayoritaria en los centros municipales

Protesta en la Escuela infantil municipal Santos Mártires de Calahorra / Isabel Álvarez

En los centros privados el seguimiento ha sido nulo, según la responsable de la asociación de centros de Educación Infantil de la FER

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

Las Guarderías de La Rioja han abierto esta mañana sus puertas... pero no todas. Y algunas de las que sí han funcionado lo han hecho con menos trabajadores de lo normal. Para este martes estaba convocado por CCOO en el primer ciclo de Educación Infantil (0-3 años) una jornada de huelga para rechazar el acuerdo que establece una remuneración total de 930 euros para las educadoras un colectivo totalmente feminizado y que realiza actividades de docencia en la etapa preescolar y 900 para el personal de cocina y de limpieza. Un convenio que, dicen desde el sindicato convocante «añade una cláusula vergonzosa que hace que las categorías afectadas por la subida del salario mínimo interprofesional no tendrán más revisiones salariales durante el periodo de vigencia del convenio 2019-2021».

Desde la Asociación de Guarderías y Centros de Educación Infantil de la Federación de Empresas de La Rioja, su responsable, Sandra Íñiguez, apuntaba a primera hora que «las incidencia es nula en los centros que forman parte de la asociación», y sostenía que el mayor impacto estaba teniendo en los centros municipales.

Eso es lo que ha sucedido en Logroño en donde, desde CCOO La Rioja apuntaban que «el paro ha sido total». En todo caso, desde el Ayuntamiento de la capital la concejal de Familia e Igualdad de Oportunidades, Paloma Corres, puntualizaba ese dato. «En Casa Cuna, las 13 trabajadoras han hecho huelga mientras que en la de El Arco solo han acudido dos empleadas. En El Cubo, de las 13 empleadas han hecho huelga tres de ellas». Así, la normalidad ha sido absoluta en el centro Chispita (el personal pertenece al cuerpo de funcionarios local) y en El Cubo.

Sin servicios mínimos

No solo en Logroño ha habido paros. En Santo Domingo de la Calzada, informa Javier Albo, en el centro de educación infantil han hecho huelga las cinco educadoras, si bien los padres ya estaban avisados de que no había servicios mínimos. Así, al centro solo acudió la directora del mismo y la responsable de servicios múltiples lo que permitió que la guardería abriera con su horario habitual y ofreciera también el servicio de comedor. Un escenario similar fue el de Calahorra, donde todas las trabajadoras secundaron la jornada de paro.

Menos incidencia se registró en Nájera, informa Félix Domínguez, en donde sólo ha secundado el paro una de las cuatro trabajadoras y en Haro, desde donde Óscar San Juan apunta que la normalidad impera en la guardería municipal. En Arnedo y en Alfaro, informa Ernesto Pascual, en donde la gestión de los centros también es pública, no ha tenido incidencia el paro.

La jornada de huelga ha sorprendido a muchos padres que se han encontrado con los centros cerrados y que no habían sido informados de que no se habían acordado servicios mínimos. «¿A quién podemos pedir responsabilidades? ¿Al Ayuntamiento? ¿A Eulen? Los trabajadores tienen derecho a hacer huelga pero es una vergüenza que no se haya encontrado una solución con servicios mínimos», apuntaba un padre afectado a este medio.

Paloma Corres, señalaba a este periódico que «en la jornada de ayer se envió a los padres un mensaje advirtiéndoles de que había convocada una jornada de paro y que no se habían establecido servicios mínimos entre las partes«. Además, completaba, »desde las 7 de la mañana había personal informando a las familias que acudían a los centros cuál era la situación«.