El Gobierno no tocará «de momento» los conciertos educativos

Luis Cacho, tercero por la derecha, durante la inauguración de la ESDIR/Sonia Tercero
Luis Cacho, tercero por la derecha, durante la inauguración de la ESDIR / Sonia Tercero

Cacho afirma que contarán «con toda la comunidad de la educación concertada para conocer sus proyectos y hablar de la continuidad»

LA RIOJALogroño

El consejero de Educación, Luis Cacho, ha dicho este viernes que el Gobierno de La Rioja no revertirá, «en principio», los convenios con los centros educativos concertados aprobados por el anterior Ejecutivo popular para seis años y ha asegurado que el escenario es de «normalidad y tranquilidad».

Tras inaugurar el nuevo curso en la Escuela Superior de Diseño de La Rioja (ESDIR), Cacho ha detallado que este viernes se cumple el plazo para presentar recursos particulares a estos convenios.

«En principio, no se va a revertir la decisión porque creemos que no afecta a nuestra capacidad de gestión«, pero ha puntualizado, en declaraciones a Efe, que »la Administración puede intervenir de oficio en cualquier momento«.

En la normativa general de la reglamentación de la enseñanza concertada están previstos los plazos de entre cuatro y seis años, ha aclarado, pero «en cualquier momento la Consejería puede renegociar o intervenir cualquier cambio o cualquier decisión con los centros concertados«.

«Entendemos que no es necesario echar atrás esta decisión y el escenario es de normalidad y tranquilidad y seguiremos con toda la comunidad de la educación concertada para conocer sus proyectos y hablar de la continuidad«, ha subrayado el consejero de Educación.

Por su parte, la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, ha dicho a Efe que los miembros de su Ejecutivo cada día que pasa descubren, dejado por sus predecesores del PP, «un caso a resolver», que suele ser «complejo porque implica mucho dinero y afecta a muchos riojanos».

«Cositas en el límite»

«Nos han dejado muchas cositas en el límite y el borde de la caducidad a que se cumplan los plazos y hay que hacerlo bien», ha detallado, entre los que figura la prórroga de los convenios con los centros concertados.

Andreu ha recalcado que se van a «respetar» estos convenios con los colegios concertados porque «si tienen un acuerdo ya firmado y están los niños en el colegio, hay que respetar esa firma».

Sin embargo, ha puntualizado que «hay que estudiar esos convenios para ver si se están cumpliendo todos los requisitos para ese concierto y comprobar que se cumple la ley y si se cumple, adelante«.

Ha recordado que «hay una cosa que forma parte del programa electoral, del acuerdo de Gobierno y del fundamento socialista y progresista», que es «exprimir al máximo los impuestos de los riojanos se dedican a los servicios públicos, como educación, sanidad y servicios sociales«.

Lo público para la pública

«En el caso de que haya un colegio -público- con una línea cerrada porque no tiene alumnos y mientras esos estudiantes van a la concertada, lo normal es que se saque el máximo rendimiento a la escuela pública para que tengan una educación de excelencia», ha explicado.

Por ello, ha insistido en que «todo el dinero que viene los contribuyentes riojanos para la escuela pública ha de ir a la escuela pública«.

La presidenta del Gobierno riojano ha indicado que «siempre se han concertado servicios cuando lo público no da abasto«, para lo que, lógicamente, se establece un acuerdo »transparente« y un contrato entre el Gobierno y la empresa privada.

Esta situación se ha producido también en sanidad, por lo que ha avanzado que «ahora se van a revisar los conciertos porque el PSOE nunca ha tenido acceso a los contratos de los conciertos de manera abierta, no se han facilitado« durante los últimos años por el Ejecutivo del PP.

«Ahora es el momento de comprobar si son necesarios esos contratos y se pueden prestar por profesionales públicos esos servicios que se dan a la ciudadanía financiados con dinero público, pero prestados por empresas privadas», ha recalcado.

«Que nadie se asuste, ninguna medida va a ser alocada, son todas meditadas, pensadas, estudiadas y, por supuesto, transparentes para que todos los riojanos puedan ver por qué se deciden unas cosas y no otras«, ha subrayado.

Andreu ha concluido que el Gobierno no puede «empeñar a La Rioja para dos o tres años firmando cuestiones sin estudiar con un presupuesto tan exiguo».