Todos son jóvenes en Nalda

Raúl y Gema han celebrado su despedida de solteros en las Fiestas de la Juventud de Nalda/Diego Marín A.
Raúl y Gema han celebrado su despedida de solteros en las Fiestas de la Juventud de Nalda / Diego Marín A.

Las VIII Fiestas de la Juventud logran reunir y hacer disfrutar a medio pueblo

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.

Nalda ha celebrado este sábado las VIII Fiestas de la Juventud, un evento ideado para todos los públicos, «para disfrutar en familia de la gastronomía, los juegos y el buen ambiente», pero con los vecinos de más temprana edad como protagonistas. Por eso durante toda la jornada ha habido hinchables, música, un torneo de mus, fiesta de la espuma y una comida popular en la plaza de la Tela que ha reunido a unas 400 personas (de un total de mil habitantes), confirmando el crecimiento del festejo, puesto que el rancho de la primera edición, hace ocho años, dio de comer a la mitad. El alcalde de Nalda, Daniel Osés, ha destacado que esta es «una fiesta popular en la que año a año todos los vecinos de todas las edades colaboran y disfrutan».

Allí se han juntado, por ejemplo, el futuro matrimonio formado por Raúl Riaño Nicolás y Gema Ruiz Ruiz, una pareja que se casará dentro de una semana en Nalda y cuyas cuadrillas decidieron celebrar una despedida de solteros conjunta en las Fiestas de la Juventud de Nalda. «Ya tuvimos cada uno nuestra despedida de solteros pero, como hoy se celebrada la Fiesta de la Juventud, nuestros amigos han querido celebrar otra», explicaba Gema, vecina de Logroño, como Raúl, pero descendiente de Nalda.

«Siempre hemos vivido las fiestas porque son especiales y nos parece bonito, nos han venido a buscar y nos han traído», afirmaba Raúl. En total, 35 personas conformaban el grupo, identificados con camisetas que deseaban una pronta paternidad al futuro esposo y bromeaban las amigas de la novia con que acudirán a misa por vez primera.

Daniel Osés, que lo mismo echaba una mano sirviendo el rancho, que supervisaba que todo marchaba bien en la plaza, ataviado con la camiseta del equipo de fútbol sala de Nalda, declaraba que «decidimos que, además de las fiestas oficiales de verano (San Roque y la Virgen), la Juventud tendría una fiesta específica dedicada a ellos pero no solo para ellos porque participa todo el mundo, es, sobre todo, popular».

«Nace del trabajo conjunto de todo el pueblo», subrayaba el alcalde de Nalda, contento porque «cada año conseguimos la implicación de más gente, por lo que estamos muy contentos». Además, año a año aumenta la participación, «desde las mujeres que siempre colaboran en la preparación del rancho, pasando por los jóvenes que han ambiente, aquí no se mira el DNI a nadie».