Dos detenidos por estafar a negocios de Logroño mediante el timo 'del corte de la luz'

Dos detenidos por estafar a negocios de Logroño mediante el timo 'del corte de la luz'
Policía Nacional

Los dos detenidos han sido dos hombres de 33 y 24 años de edad, de nacionalidad española y francesa, residentes en Logroño y no tenían antecedentes policiales

LA RIOJA

Agentes de Policía Nacional, pertenecientes a Jefatura Superior de Policía de La Rioja, han detenido a dos personas miembros de una organización criminal más amplia que tenía como objetivo estafar a comerciantes de Logroño mediante el nuevo timo del 'corte de la luz'.

Los dos detenidos son dos hombres de 33 y 24 años de edad, de nacionalidad española y francesa, residentes en Logroño y sin antecedentes policiales.

Según ha informado la Policía Nacional en una nota, en un primer momento los delincuentes obtenían datos de comercios que tratan con productos perecederos (restaurantes, carnicerías, pescaderías, etc.), y averiguaban la empresa con la que tenían contratados los servicios de luz y gas. Los investigadores han logrado determinar que en algunos casos, obtenían los datos de manera telemática y en otros casos haciéndose pasar por comerciales de empresas de suministro energético para lograr sacar esa información a los propietarios o empleados de los negocios.

Policía Nacional

Una vez obtenida esta información, los regentes de los establecimientos recibían una llamada, presuntamente de la compañía energética con la que tenía contratado el servicio de suministro, en la que alertaban de que si no abonaba una cantidad determinada y en muchos casos bastante importante, que correspondería a recibos impagados por un problema informático de su entidad financiera, deberían proceder a cortarle el suministro de luz.

Asimismo, para que la estafa surtiera efecto, los delincuentes daban un plazo muy breve de tiempo para abonar 'la deuda', para que la víctima actuara movida por el nerviosismo y la premura, y pagara rápidamente sin que llegara hacer comprobación alguna sobre veracidad de la llamada.

Se da la circunstancia de que en ocasiones, los importes citados correspondían con una deuda real o de recibos anteriores, información esta que los delincuentes habían logrado saber, lo que daba aún más credibilidad al engaño.

Para que los hechos se perfeccionaran, el grupo criminal cuenta de forma general y en el caso de La Rioja con personas 'autóctonas' de la zona donde se iban a producir las estafas, para que estos le facilitasen la información necesaria para realizar las estafas, como números de teléfonos y las direcciones de los objetivos y facturas, siempre de carnicerías, pescaderías o restaurantes, establecimientos donde el perjuicio del corte de luz sería mayor.

Así pues los dos detenidos residentes en La Rioja, conocedores del terreno, entraban en los establecimientos defraudados haciéndose pasar por comerciales de empresas energéticas, a fin de recabar el máximo número de datos posibles que revistiesen de mayor veracidad la posterior llamada que se produciría.

Además, estas dos personas detenidas, dieron de alta varias líneas telefónicas con datos falsos con las que se realizaban las llamadas a los estafados y abrieron cuentan bancarias en diferentes entidades, con el único objeto de ser utilizadas para recibir las transferencias de las víctimas. Posteriormente el dinero transferido era inmediatamente retirado mediante extracciones de efectivo.