CCOO denuncia a Telepizza por obligar a sus trabajadores a usar su móvil para seguir los pedidos

CCOO denuncia a Telepizza por obligar a sus trabajadores a usar su móvil para seguir los pedidos

El sindicato asegura que la empresa ha decidido que el teléfono lo aporte el propio trabajador, se descargue la aplicación y así asuma todos los costes económicos de conexión a internet

LA RIOJA

CCOO La Rioja ha presentado ante la Inspección de Trabajo una denuncia contra Telepizza por imponer a sus trabajadores «condiciones abusivas, ilegales y perjudiciales», ya que el nuevo proyecyo 'Tracker reparto' les obliga a usar sus teléfonos móviles para el seguimiento de repartos de producto a domicilio.

«Este proyecto consiste en que el cliente, cuando realice un pedido por internet a través de la aplicación, tendrá información o conocimiento sobre cuándo recibirá su pedido», explica el sindicato, que añade que «para ello es necesario que Telepizza utilice una herramienta de trabajo, un teléfono móvil, con conexión de datos a internet y geolocalización, para poder descargar la aplicación». CCOOO asegura que la empresa ha decidido, «que el teléfono móvil lo aporte el propio trabajador, se descargue la aplicación en su teléfono personal y así asuma todos los costes económicos de conexión a internet y de la compra de un móvil, si el trabajador no dispusiese de uno, siendo estos, riesgos empresariales que deben asumir Telepizza y no los trabajadores».

Desde CCOO valoran que estas nuevas condiciones laborales impuestas a los repartidores son totalmente «abusivas, ilegales y perjudiciales, ya que las herramientas de trabajo deben ser siempre aportadas y facilitadas por las empresas y nunca por el trabajador».

CCOO manifestó en la última reunión del comité intercentros, su valoración y rechazo tras estudiar jurídicamente estas nuevas condiciones de trabajo, indicándole a la empresa que «solo puede hacer uso y control de sus propios medios, y nunca de la propiedad personal de los trabajadores. Se establecen medidas disciplinarias desproporcionadas y no reguladas en el convenio colectivo, que pueden llegar al despido del trabajador, si éste se le estropea o rompe su móvil personal y no lo repara en el plazo de 10 días. El repartidor no está informado de sus derechos sobre protección de datos personales sin saber el uso y destino que la empresa le dará a sus datos personales (facilitando su número de teléfono a terceros) y de la seguridad técnica de la propia aplicación, en los términos que establece el anexo de condiciones que deben firmar».

El sidicato asegura que «la compensación económica (3 euros al mes por desgaste de terminal y de 0,30 euros al mes a 1,90 euros al mes por compensación consumo datos según contrato de horas) que la empresa abona a los repartidores por el uso de la herramienta de trabajo (su móvil personal) es insuficiente y no compensa el valor real del teléfono, ni por rotura ni por pérdida del móvil».

COO exige a Telepizza que deje de implantar «estas prácticas abusivas e ilegales y que los trabajadores no tengan que asumir riesgos empresariales que les perjudican y no benefician. De no ser así, y si Telepizza sigue con este proyecto Tracker, CCOO tomaría acciones legales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos