Andreu aboga por facilitar el relevo generacional en el campo riojano

Andreu, ante la Consejería de Agricultura. /J. RODRÍGUEZ
Andreu, ante la Consejería de Agricultura. / J. RODRÍGUEZ

La candidata socialista lamenta la «deriva» a la que ha abocado el PP al agro en la comunidad y censura el «marrullero» reparto de plantaciones

Teri Sáenz
TERI SÁENZLogroño

Facilitar la incorporación de jóvenes al campo riojano, acometer un reparto de plantaciones de viñedo «absolutamente transparente» y una modernización de los regadíos obsoletos que priorice una correcta gestión del agua. Estas son las tres propuestas que la candidata del PSOE a la Presidencia de La Rioja, Concha Andreu, ha destacado hoy del programa electoral que presenta su formación a las elecciones del 26M en materia de Agricultura. Un área con demostrado potencial sin la cual no se entiende el desarrollo económico y social de la región pero que, sin embargo y desde su óptica, el Gobierno del PP ha sumido en una «deriva» que está dispuesta a revertir. Como refrendo de su diagnóstico, una estadística: la que advierte de la pérdida de un tercio de los empleos en al campo riojano durante la última década y del 9,6% de peso en el PIB en el mismo periodo. Una radiografía que, como tampoco ha olvidado señalar Andreu, se conjuga con un alza de la renta agraria frente a la reducción del número de explotaciones. «Aún hay esperanza para los jóvenes agricultores», ha concluido para sintetizar en una frase qué debe hacerse en este terreno: «Lo contrario a lo que ha hecho el PP mientras ha gobernado».

El reparto de plantaciones de viñedo constituye según Andreu el epítome de la «marrullera» gestión de los populares. «En el 2016 se dieron las hectáreas que correspondían a La Rioja y tres años después siguen en suspenso», ha resumido frente a las instalaciones del departamento que comanda Íñigo Nagore. «Se están revisando porque el reparto se hizo mal sin avisarlo y, además de amenazar con multas si no se arranca, está suponiendo una pérdida de renta y las inversiones que se realizaron». «¿En qué cabeza cabe que se hagan las cosas tan mal?, se ha preguntado la dirigente del PSOE para concluir: «Los responsables de la Consejería tendrían que estar en la calle».

Ante ese escenario, Andreu se ha comprometido a liderar una política agrícola «propositiva» no sólo que allane la compleja normativa, sino que facilite la incorporación de jóvenes (hombres y mujeres) al campo riojano.