La modernidad llega al campo

Leandro (3º por la derecha) en Rincón de Olivedo con su tractor, varios hijos y empleados/
Leandro (3º por la derecha) en Rincón de Olivedo con su tractor, varios hijos y empleados

Rincón de Olivedo, 1929: así era uno de los primeros tractores que llegaron a La Rioja... y a España: antes de ponerlo en marcha, tenían que introducir una mecha encendida en uno de los depósitos

SANDA SÁINZ

Rincón de Olivedo es una de las localidades riojanas donde todavía se conserva un fuerte vínculo con la tradición agrícola. Se trata de una zona de viñas, donde existe una de las pocas bodegas de vino de la comarca del Alhama-Linares, que se mezclan con los olivos, almendros y, en los últimos años, los frutales (sobre todo manzanos), además de los habituales productos del campo cultivados en huertas para autoconsumo.

La imagen de hoy deja constancia de lo importante que fue la agricultura en el pueblo. Leandro González (en la fotografía el tercero empezando por la derecha) posa orgulloso, con la mano apoyada en su máquina, junto a uno de los primeros tractores adquiridos en La Rioja, según nos cuenta su nieto Jesús.

«Tenía mucha tierra en propiedad y también llevaba cultivos para otros, como los campos de Larrate, que decían que procedían del marqués de Igea», explica Jesús.

Su padre, también llamado Jesús, aparece en la instantánea el tercero por la izquierda. Fue maestro en Valdemadera, Igea, Fitero (Navarra), Alfaro y más tarde en Zaragoza, en un barrio llamado San Juan de Mozarrifar.

Desde la capital maña regresó para enseñar en la escuela de su pueblo, Rincón de Olivedo, donde se jubiló. Llegó a través de una permuta con su hijo Jesús que también ejercía como docente aquí.

Al volante está Aquilino, otro hijo de Leandro, que además de tractorista era el mecánico del vehículo. Otro de los hermanos, Pepe (el segundo por la derecha), fue panadero.

Además, aparecen en la fotografía dos personas que trabajaban como empleados de Leandro.

Desde finales del siglo XIX hasta principios del XX los tractores mejoraron ostensiblemente, pasando de los primeros de vapor con diseños imposibles a los que se parecían más a los actuales. Los primeros con ruedas de hierro a las que posteriormente les añadieron bandas de caucho.

Hay algunos datos curiosos relacionados con el por aquel entonces 'moderno' tractor de Leandro como que para calentarlo, antes de ponerlo en marcha, tenían que introducir una mecha encendida en uno de los depósitos.

Su nieto Jesús Forcada nos cuenta que la imagen fue tomada por el fotógrafo Sánchez de Alfaro en 1929. Esto supone que no sólo fue uno de los primeros tractores de La Rioja sino de España porque en 1945 se realizó por primera vez el registro de este tipo de maquinaria y en todo el país sólo había 59 unidades.

Este de Rincón de Olivedo lo fabricó la compañía Fordson, del norteamericano Henry Ford, empresario conocido por establecer la cadena de montaje y popularizar la venta de automóviles pero no tanto por crear el primer tractor que tuvo éxito comercial.