Juicio en Logroño por la muerte en una obra de un trabajador que ya estaba jubilado

Juicio en Logroño por la muerte en una obra de un trabajador que ya estaba jubilado

Los acusados dijeron en urgencias que el fallecido había sido atropellado en una rotonda

EFElogroño

El fiscal pide una pena global de 12 años y 6 meses de cárcel y 164.673 euros de indemnización para cinco acusados, socios de una empresa de Ponferrada (León), quienes trajeron a una obra a Logroño a un amigo de uno de ellos, ya jubilado y que falleció al caer al vacío colocando unos cristales.

El juicio contra estos acusados, que no tienen antecedentes penales, está señalado para el próximo día 29 en el Juzgado de lo Penal número dos de Logroño.

Según relata el fiscal en su escrito de acusación, los hechos ocurrieron en la mañana del 15 de mayo de 2015 en una obra de viviendas, locales y garajes situada en las inmediaciones de Logroño.

Dos de los socios de esa empresa, que actuaba como subcontrata y no contaba con un plan de seguridad, acudieron a la obra el citado día para seguir ejecutando las labores de colocación y sellado de los cristales, sin las medidas de seguridad adecuadas, según la misma fuente.

Para la ejecución de los trabajos, además de un trabajador autónomo que colaboraba con ellos, uno de los socios de la mercantil trajo desde Ponferrada a una persona jubilada, amigo suyo y que sabía del sellado de cristales.

Cuando la persona jubilada estaba trabajando en una fachada de la obra, a 9 metros de altura y sin usar medidas de seguridad, pisó el vierteaguas de una ventana, que cedió, y cayó al vacío: sus lesiones fueron mortales.

Según el relato del fiscal, los acusados lo trasladaron al Hospital San Pedro de Logroño y alegaron falsamente que había habido un atropello en una rotonda.

El trabajador, casado y con cinco hijos mayores de edad, fue asistido de sus lesiones, pero falleció finalmente unas horas más tarde en este centro hospitalario.

Los hechos, según el fiscal, son constitutivos de un delito contra los derechos de los trabajadores en relación con otro de homicidio por imprudencia grave, de los que considera autores a los cinco socios de la empresa leonesa.

El fiscal pide para cada uno de ellos 2 años y 6 meses de cárcel, la inhabilitación para ejercer trabajos en la construcción, así como la indemnización a la viuda en 116.243 euros, y en 9.686 para cada uno de los hijos, y solicita la responsabilidad civil para las aseguradoras implicadas en la causa, la promotora de la obra, la contratista y la subcontrata leonesa.