La amnistía fiscal impulsada por la Liga amenaza la coalición de Gobierno en Italia

El ministro de Desarrollo Económico, Luigi Di Maio, visita este jueves Figline Valdarno, cerca de Florencia./EFE
El ministro de Desarrollo Económico, Luigi Di Maio, visita este jueves Figline Valdarno, cerca de Florencia. / EFE

Bruselas invita al Ejecutivo a corregir antes del lunes las cuentas porque presentan «una desviación sin precedentes»

DARIO MENORRoma

Los Presupuestos del próximo año no sólo han socavado la relación entre Roma y Bruselas a cuenta del déficit excesivo, pues también generan polémica en casa y amenazan con hacer saltar las costuras del pacto de Gobierno entre el Movimiento 5 Estrellas (M5E) y la Liga. Mientras la Comisión Europea invita a Italia a corregir antes del próximo lunes las cuentas porque presentan «una desviación sin precedentes», las dos formaciones que sostienen al Ejecutivo se han enzarzado en una pelea por el decreto sobre la amnistía fiscal aprobado el pasado lunes junto a los Presupuestos.

En una muestra de la difícil convivencia de las dos almas del Gabinete, Luigi Di Maio, viceprimer ministro y líder del M5E, denunció en la noche del miércoles la supuesta manipulación que habría sufrido el texto para que puedan hacer las paces con Hacienda quienes hayan defraudado un máximo de 100.000 euros o hayan ocultado bienes y capitales en el extranjero. Esta medida va en contra de la política esgrimida por el partido 'anticasta', pero satisface plenamente las promesas electorales de la Liga.

Di Maio anunció en 'Porta a Porta', un programa de televisión de la Rai, que lo que decía el decreto era distinto a lo aprobado en el Consejo de Ministros, por lo que a la Presidencia de la República había sido enviado un documento «que tiene normas que no compartimos». Para hacer aún más chapucera la situación, fuentes de la jefatura del Estado informaron en directo al presentador de 'Porta a Porta' que no les había llegado ningún documento sobre la amnistía fiscal. Tras una carcajada nerviosa, Di Maio aseguró que el decreto «se habría perdido por el camino» y anunció una denuncia a la Fiscalía por la supuesta manipulación.

Al líder del M5E le respondió ayer el máximo dirigente de la Liga, Matteo Salvini. «No hay una dirección oculta ni una invasión de alienígenas. Este Gobierno no tiene ningún complot en su contra. En el Consejo de Ministros estaban todos, no sólo yo», comentó. Aunque no dio muestras de que esté dispuesto a dar marcha atrás en la amnistía fiscal, Salvini aseguró que no pretende que el pacto con el M5E salte por los aires y repitió una vez más que el Gobierno agotará los cinco años de legislatura. Habrá que ver si Di Maio y Salvini se ponen de acuerdo sobre el polémico perdón a los defraudadores en la reunión del Gabinete que podría celebrarse mañana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos