Todo al denim

Modelo luciendo un diseño de Maya Hansen /
Modelo luciendo un diseño de Maya Hansen

Los vaqueros esta temporada se llevan más bien clásicos, en un tono azul oscuro o claro pero bien definido

Inmaculada González
INMACULADA GONZÁLEZLogroño

Si esta próxima primavera va a haber un tejido por excelencia en multitud de prendas ese, sin duda, es el vaquero. El estilo denim vuelve a tomar protagonismo en muchas vertientes creando looks muy cómodos, urbanos y atemporales. El vaquero ha dado el salto de la alta costura para conquistar el streetstyle y convertir algo tan sencillo como un pantalón, un pichi o una camisa, en una prenda imprescindible cargada de estilo y personalidad.

Los vaqueros esta temporada se llevan más bien clásicos, en un tono azul oscuro o claro pero bien definido lejos de los jaspeados, degradados, desteñidos y, por supuesto, de aquellos que tenían multitud de rotos. El talle a la cintura será alto, la pernera recta y, éstos, convivirán con los pitillos y los acampanados.

En cuanto a las camisas y blusas, se convierten en un imprescindible en todo tipo de estilismos para llenarlos de frescura y vitalidad. Las cazadoras, lejos de las clásicas, se llevarán oversize, más bien largas y, aquí sí, encontraremos el tejido vaquero en otros colores como el gris y el blanco.

Diseños de Maya Hansen y Juana Martín

Los petos, pichis, vestidos y monos también se reinventan en la versión tejana con patrones modernos, femeninos y que realzan la silueta a través de un tejido más fluido y menos rígido que el habitual.

Las faldas vaqueras huyen del corte mini y apuestan por una medida a la rodilla combinada con una silueta lápiz y talle alto. Los shorts (que convivirán con las clásicas bermudas) vuelven más comedidos que nunca y los veremos, sobre todo, en looks muy veraniegos, pensados para la playa o piscina.

Diseños de Maya Hansen

Donde también podremos encontrar el vaquero será en chalecos, cinturones, corsés e incluso en trajes de chaqueta que, esta temporada, prometen salirse de lo habitual, romper con lo establecido y dar un giro con vertientes como ésta.

Un clásico que nunca falla, que siempre vuelve y que, además, favorece a todo tipo de cuerpos y puede amoldarse a múltiples estilos... ¿Te sumas a la tendencia vaquera?