El PSOE arrasa en Arnedo y Javier García gobernará con mayoría absoluta

El PSOE arrasa en Arnedo y Javier García gobernará con mayoría absoluta

El PP pierde un edil y Ciudadanos y Partido Riojano mantienen su presencia, mientras que IU se queda sin su concejal tras competir con Podemos

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

El socialista Javier García Ibáñez seguirá al frente del Ayuntamiento de Arnedo durante los próximos cuatro años. Y gobernará como solicitó a los arnedanos reiteradamente durante la campaña electoral, con una mayoría absoluta que le evite «peajes o prebendas» para dar continuidad al proyecto político que comenzó hace cuatro años para la ciudad del calzado, cuando el PSOE regresó a la Alcaldía tras una docena de mandatos del popular Juan Antonio Abad.

Después de invitar durante estas semanas de campaña a superar las siglas y a que les apoyaran todos los vecinos a los que les ha convencido su gestión durante estos pasados cuatro años, el Partido Socialista Obrero Español logró una mayoría absoluta histórica, contando 10 concejales con 3.805 votos con los que dobla a los 5 del Partido Popular, que pierde un edil al contar 2.187.

De este modo, el PSOE de García logra una victoria que recuerda a las de los años 80 y 90 cuando Arnedo fue bastión socialista con José María León Quiñones a la cabeza. De hecho, hace 20 años, en mayo de 1999, León Quiñones también alcanzaba los 10 concejales.

Un total de 7.607 arnedanos pasaron ayer por las urnas, el 72,79%, una participación ligeramente menor a la que hubo en las locales de hace cuatro años, que llegó al 73,18% con 7.718 votantes, pero agradecida por los partidos políticos en comparación con otras zonas.

En el escrutinio definitivo, junto a socialistas y populares, la Corporación arnedana volverá a contar durante esta próxima legislatura con la presencia de Ciudadanos con Virginia Domínguez, que perdió 197 votos respecto a hace cuatro años llegando a 462, y del Partido Riojano con Rita Beltrán Muro, que sumó 402, 128 menos que en el 2015.

Aunque se mantiene en la Corporación, sorprende la bajada de Ciudadanos, que contó 665 en las locales de hace cuatro años y hasta 1.602 en las generales de hace un mes.

Se cae de la Corporación arnedana el gran perjudicado de esta visita a las urnas, Izquierda Unida, que queda sin representación, como ya le ocurriera en el 2011. La división del voto entre Izquierda Unida, que sumó 349, y la confluencia Podemos-Equo-Unidos La Rioja, que contó 178, le frenó a alcanzar el concejal para Miguel Pujada.

Hace un mes, en las generales del 26 de abril, la unión entre ambas fuerzas llevaba a sumar 998 votos en la ciudad del calzado. Ahora, esa desintegración lleva a Pujada a salir del Consistorio, restando de los 525 que recibió en el año 2015.

Alegría y responsabilidad

«Hemos arrasado, hemos sacado un resultado muy boyante, con diez concejales que se van a sentar en el salón de plenos -saludaba Javier García al conocer los resultados a los afiliados presentes en la sede socialista arnedana-. Como veníamos diciendo durante los últimos seis meses, teníamos confianza en que los ciudadanos nos iban a dar un soporte a la gestión realizada durante estos cuatro años... en la calle se respiraba aprobación a la gestión de estos cuatro años de cambio político tras 12 de gobiernos de Partido Popular y Partido Riojano».

Tras dedicar palabras de agradecimiento a los dos concejales que salen de su equipo de gobierno, Chus de Orte y José María Gil 'Chojue', llamó a su equipo a trabajar para «representar por igual a los que nos han votado y a los que no». «Nos espera una semana muy tranquila, gobernando en funciones, pero desde el 15 de junio conformaremos un gobierno continuista en las políticas que hemos desarrollado, con más apoyo popular», expresó el alcalde reelegido.

Ante los retos de futuro que tiene la ciudad, García pidió responsabilidad a sus compañeros de partido y a los otros grupos políticos que estarán presentes en la labor de oposición. «Vamos a dialogar con ellos para lograr el pacto de futuro de la ciudad que necesitamos», invitó.