Ceniceros: «Los riojanos deben elegir entre resultados y certezas o eslóganes e incertidumbres»

José Ignacio Ceniceros, rodeado por varios de los integrantes de su candidatura autonómica, en su comparecencia de esta mañana en el Wine Fandango. / Juan Marín

El candidato popular defiende los logros de su gestión «seria y eficaz» y apela a la unidad del voto mayoritario de centro-derecha en torno al PP para que «no gane la izquierda»

Roberto G. Lastra
ROBERTO G. LASTRALogroño

Esto es todo, amigos. O casi. El candidato popular a la Presidencia del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, a unas horas de cerrar su campaña electoral con otro doblete -a las 20.30 horas en Najerafórum y a las 21.45 en el Muro del Revellín- ha realizado esta mañana, en el Wine Fandango, rodeado por gran parte de su candidatura, el balance de dos intensas semanas en las que ha recorrido toda La Rioja armado con los indicadores que, a su juicio, avalan su gestión «seria y eficaz» y el llamamiento al voto reflexivo para evitar que la desunión del mayoritario voto de centro-derecha vuelva a servir en bandeja el triunfo en las urnas al PSOE, como ocurrió en las generales de hace un mes.

«Los riojanos tienen que decidir el domingo el modelo político que quieren para La Rioja y solo hay dos opciones: las políticas realistas y eficaces del Partido Popular frente a la demagogia y la ineficacia de los socialistas; los que vamos a bajar los impuestos frente a los que ya han dicho que los van a subir; los que defendemos la libertad de elección educativa frente a la imposición; los que impulsamos y defendemos San Millán de la Cogolla, Patrimonio de la Humanidad y cuna de nuestro Estatuto, frente a los que lo llaman convento, Concha Andreu dixit. Los riojanos tienen que optar el domingo entre los resultados y las certezas o entre los eslóganes y las incertidumbres», ha resumido Ceniceros, a quien acompañaban, entre otros, María Martín, Diego Bengoa, Begoña Martínez Arregui, Alberto Bretón, Alfonso Domínguez, Carlos Cuevas Y Jesús Ángel Garrido.

Una Rioja de récords

Más allá de lemas y consignas, el líder popular ha vuelto a poner sobre la mesa el aval de una gestión acreditada, a su juicio, por una catarata de indicadores. «Hemos demostrado en estos cuatro años que somos capaces de gobernar desde el diálogo y el acuerdo, hemos logrado las más grandes reformas políticas, sociales y fiscales de la historia de nuestra autonomía y hemos logrado que La Rioja sea un modelo de éxito en la España de las autonomías. una Rioja de récords», ha señalado para añadir: »Esa es hoy la realidad de La Rioja, una realidad conquistada entre todos, pero liderada por el Partido Popular aunque a algunos les duela o no les guste que se lo recordemos«.

«Lo importante es gobernar bien, ser sincero y mostrar los resultados», ha aseverado. Y a ello se ha puesto a continuación: «Hemos marcado récords en PIB, 8.400 millones de euros; en renta agraria, 450 millones; en exportaciones, 1.850 millones; en visitas de turistas, 800.000; en reducción del desempleo, 67 meses consecutivos de descensos interanuales, 9.800 personas que han salido de las listas del paro y hemos bajado la tasa de paro al 10,3% mientras las comunidades gobernadas por el PSOE tienen un 32% más de paro que las populares; somos la segunda comunidad con menor tasa de desempleo juvenil; también podemos hablar de récords en empleo, con 45.000 contratos fijos firmados, 60.000 mujeres afiliadas a la Seguridad Social, 48.000 de ellas con contrato fijo; somos la comunidad de régimen común con mejor calidad de vida...».

Retos futuros y propuestas

«Nuestros compromisos están cumplidos, pero queda mucho por hacer», ha advertido, para volver a derramar sobre el auditorio otro de los párrafos que no han faltado en cada una de sus comparecencias públicas: «La Rioja necesita estabilidad y certezas, no incertidumbres; necesita seguridad, no riesgos; necesita las políticas serias y responsables del Partido Popular para seguir avanzando y consolidando el crecimiento, porque desde luego lo que no está es para ocurrencias ni para improvisaciones».

Entre esas tareas pendientes, el líder popular ha señalado cinco ejes prioritarios como los «grandes retos de la comunidad»: consolidar el crecimiento económico, seguir garantizando la «equidad y calidad de nuestros servicios públicos», hacer frente al reto demográfico, seguir digitalizando La Rioja e impulsar la innovación e internacionalización de las empresas de la región. Y en esa hoja de ruta ha avanzado algunos de los principales compromisos programáticos de su candidatura, entre los que ha resaltado una nueva rebaja de los impuestos -con el descenso de entre 3 y 5 puntos en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y supresión de los impuestos de Patrimonio, de Sucesiones y Donaciones y el de Actos Jurídicos Documentados-; refuerzo de las deducciones fiscales para las familias, la natalidad y el alquiler y la adquisición de vivienda; y apoyo al medio rural con incentivos para la residencia en los municipios de menos de 1.000 habitantes.

Espíritu ganador

«Solicitamos la confianza de los riojanos, basada en hechos, para poder seguir haciendo lo que hemos demostrado que sabemos hacer y corregir los errores que hemos podido tener», ha proseguido para, a renglón seguido, volver a insistir en su llamamiento al voto reflexivo: «Hay que unir el voto de centro-derecha y aglutinarlo en torno al Partido Popular porque es la única formación capaz de llevar adelante esta comunidad», ha demandado, al recordar que «en las pasadas generales PP, Ciudadanos y Vox logramos 95.000 votos frente a los 73.000 de PSOE y Podemos, pero ellos ganaron y los socialistas se llevaron los diputados y los senadores».

Y en su mensaje final, como era inevitable, el optimismo. «Hemos salido a ganar y a gobernar porque nuestro espíritu ganador nace de trabajo, trabajo y trabajo, porque tenemos programa y proyectos y los mejores equipos con más de 1.000 candidatos en La Rioja», ha recitado Ceniceros, para augurar con contundencia: «El domingo vamos a ganar las elecciones y lo vamos a hacer por tres motivos: primero, porque la gente de esta tierra sabe que gobernamos con eficacia; segundo, porque todos hemos visto que cuando se divide el voto del centro-derecha gana y gobierna la izquierda; y tercero, porque cuando gobierna la izquierda ya sabemos lo que supone: más paro, subidas de impuestos, más cargos públicos, más déficit y deuda, pérdida de calidad de los servicios públicos y menos libertades».