«El campo riojano sabe que con el PP siempre le ha ido bien»

«El campo riojano sabe que con el PP siempre le ha ido bien»

El candidato popular defiende un sector agroalimentario «sostenible, innovador y competitivo» y el retraso al 2050 de la liberalización de las plantaciones vitivinícolas

Roberto G. Lastra
ROBERTO G. LASTRALogroño

«El campo riojano sabe que con el PP siempre le ha ido bien». El candidato popular a la Presidencia del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha defendido esta mañana su apuesta por un sector agroalimentario sostenible, innovador y competitivo.

Durante su comparecencia, en la que le han acompañado la candidata al Parlamento Europeo, Esther Herranz; y la número diez de la lista autonómica, Noemí Manzanos, ha abogado también por el control del potencial vitivinícola con el retraso hasta el 2050 de la liberalización de plantaciones, y por la protección de la ganadería extensiva.

«La agricultura y la alimentación son el motor económico de nuestra región, porque el sector agrario garantiza una adecuada vertebración económica y social, y sobre todo una vertebración territorial de nuestra comunidad», ha recordado Ceniceros, que ha alertado de que «debemos de trabajar por una Política Agraria Común (PAC) que beneficie los intereses de los agricultores riojanos porque experiencias negativas en este sentido, con los gobiernos socialistas, ya tenemos unas cuantas. No es lo mismo que en Bruselas tengamos gente que siempre ha defendido el campo riojano, como Esther Herranz, o que nos encontremos allí con la ministra socialista Nadia Calviño, que apoyó el recorte del 30% en las ayudas directas, una posibilidad que el PP logró reducir al 5%».

Tras insistir en el firme posicionamiento del PP a favor del control del potencial vitivinícola que elimine el horizonte del 2030 como fecha para la liberalización de plantaciones, el candidato popular ha apostado por la modernización en sectores como el de las frutas y el de las hortalizas; en la protección de la ganadería extensiva, «un objetivo prioritario, no solo por su valor económico, sino también por el social y ambiental y para ello proponemos la comercialización conjunta de sus productos a través de marcas de calidad y en este sentido nos gustaría convertir la finca de Pazuengos en una referencia».

El programa popular defiende la necesidad de dar un impulso a la competitividad del sector para lograr explotaciones más modernas, eficientes y rentables. «Para ello proponemos mejorar las infraestructuras agrarias con nuevas concentraciones parcelarias y nuevos regadíos, por ejemplo en el Iregua y el Cidacos; queremos reforzar la formación y el asesoramiento de los hombres y mujeres que componen el sector; apoyamos también el rejuvenecimiento del sector a través de nuevos incentivos económicos para la instalación de más jóvenes agricultores, más de 300 en esta legislatura», ha recitado Ceniceros, quien ha recordado que «la renta agraria de nuestros agricultores y ganaderos se encuentra ahora mismo en máximos históricos, 450 millones de euros, y eso es consecuencia de las políticas claras y serias que ha llevado a cabo el Partido Popular en favor de un sector que es el motor de nuestra economía».

Otro de los ejes estratégicos se apoya en la apuesta por la I+D+i en el sector agrario, un ámbito en el que ha abogado por convertir «el complejo de La Grajera en un polo de innovación alimentaria referente en el Valle del Ebro».

No se ha olvidado tampoco el líder popular de la polémica ley de Protección Animal, que se ha comprometido a derogar para «acabar con ese desastroso ejemplo de postureo y responsabilidad política por parte de los tres grupos de la oposición: PSOE, Ciudadanos y Podemos».

Por su parte, Esther Herranz, ha incidido en que «la agricultura tiene un gran defensor en el Parlamento Europeo y éste siempre ha sido el Partido Popular. Hemos luchado por el mantenimiento de los fondos de la PAC frente a quienes querían recortarlos un 30%, como la ministra socialista Nadia Calviño, y nosotros logramos mantener prácticamente el presupuesto y ahora somos más ambiciosos y defendemos dejarlo en 200.000 millones de euros para un periodo de siete años para 28 países de la UE y 47.500 para España, que es la cifra que negociaron Mariano Rajoy y la ministra Isabel García Tejerina porque el PP es el baluarte de defensa de la Política Agraria Común».

Tras recordar que su partido siempre ha defendido que «la PAC beneficie a la agricultura familiar, a las pequeñas y medianas explotaciones, que son casi la totalidad en La Rioja», la eurodiputada y aspirante a la reelección, ha recalcado que ha sido su grupo político y ella misma los únicos que han puesto sobre la mesa el asunto de las autorizaciones de plantación y la el retraso hasta el 2050 de la liberalización del viñedo en vez de hasta el 2030 que es cuando estaba previsto. «Nadie más se atrevió, solo el PP de La Rioja y el PP español, y ahora tenemos el apoyo amplio de la Comisión de Agricultura. La decisión depende del Parlamento y del Consejo, en la Cámara hemos asumido, además con mucho orgullo, la responsabilidad; y ahora le corresponde al Ministerio de Agricultura español sacar este debate en el Consejo y alcanzar la mayoría necesaria», ha concluido Herranz.