Adrián Belaza, de insumiso en las autopistas catalanas a alcaldable logroñés de Vox

Adrián Belaza, de insumiso en las autopistas catalanas a alcaldable logroñés de Vox

Adrián Belaza, candidato a la alcadía de Logroño por Vox, protagonizó en 2017 un vídeo viral cuando se negaba en un vídeo a pagar la AP-2: «A los golpistas, ni un duro de mis impuestos»

LA RIOJA

Un vídeo de un conductor que se negaba a pagar el peaje de una carretera catalana, «harto de que los políticos independentistas se saltaran la leyes», se hizo viral en octubre de 2017. El protagonista, entonces un ciudadano anónimo, encabeza ahora la lista de Vox al Ayuntamiento de Logroño en las elecciones municipales del 26 de mayo.

En el vídeo que fue publicado en su Facebook, Adrián Belaza explicaba desde su coche que se negaba a pagar el peaje de la AP-2 al llegar a Cataluña y argumentaba sus motivos: «Es una comunidad autónoma gobernada por golpistas y gente que se dedica a saltarse la Constitución y no voy a pagar ni un euro a la Generalitat catalana».

«Hoy llegando al peaje de Cataluña opto por una decisión que creo deberíamos hacer todos junto con todas las empresas que se están marchando de esta comunidad autónoma. A los golpistas, ni un duro de mis impuestos», aseguraba este ciudadano, que también afirmaba que no iba a volver a Port Aventura «hasta que esta Comunidad respete la Constitución». También añadía que era «un poco incoherente ir ahora a Port Aventura, pero no me devuelven el dinero».

En el vídeo, que publicó en su momento en su cuenta de Facebook y que ya está eliminado, se podía ver su llegada al peaje y cómo explicaba a una trabajadora que le atendía por el telefonillo que no iba a pagar el importe porque «había hecho un referéndum en su casa con su familia y había decidido no abonar ningún ingreso a la Generalitat».

También se ve cómo la empleada de la autopista le dice que «es una empresa privada», le pide la matrícula y le advierte de que va a ser denunciado. «Pueden llegarme las 24 denuncias que quieran, tal como llegan se irán», sentenciaba el ahora candidato de Vox justo antes de que se levantara la barrera y siguiera su camino.

El protagonista aclaraba que sí había abonado los peajes de Aragón, «una comunidad española que no se salta la ley», y advertía de que el viaje de vuelta no lo iba a pagar tampoco. Además, el conductor invitaba a todos los descontentos con la actuación de los independentistas a seguir su ejemplo porque «no les iban a llegar la multa».

El ahora candidato a alcalde de Logroño finalizaba su grabación gritando «¡Aupa España y que se vayan a tomar por culo todos!», al ritmo de Manolo Escobar y gritando «hijos de puta», insulto que iba dirigido, tal y como explicaba después en Facebook «a los miembros del Govern golpista y delincuente. Para nada para el conjunto de los catalanes, de los cuáles estoy seguro que la gran mayoría se sienten españoles y con orgullo».