Las dudas detrás de las cuentas de los Presupuestos

La ministra de Hacienda llega al Congreso a presentar los PGE./Efe
La ministra de Hacienda llega al Congreso a presentar los PGE. / Efe

Los expertos desconfían del plan de ingresos de las cuentas presentadas por el Gobierno, mientras que los sindicatos apoyan el proyecto

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

El proyecto de Presupuestos genera dudas entre los expertos, sobre todo por el optimismo en la previsión de ingresos, que vendrá dada por el incremento del Impuesto de Sociedades (1.700 millones más), en el que se ha establecido una aportación mínima del 15% para grandes empresas y del impuesto a las grandes tecnológicas (+1.200 millones). En total, el Gobierno ha cifrado los ingresos de su plan presupuestario en 227.356 millones de euros a través de impuestos directos e indirectos, lo que supondría casi 20.000 millones más que el año anterior.

Esta alta recaudación es la base sobre la que se sustenta el alto gasto que proponen, con unas cuentas públicas que registran su mayor incremento desde 2010, sobre todo por el incremento de la partida destinada a pensiones y dependencia. El total del gasto no financiero de los PGE es de 345.358 millones de euros, un 5,3% superior al de las cuentas de 2018 realizadas por el gabinete del exministro Montoro.

A pesar de que la ministra de Economía, Nadia Calviño, anticipó este miércoles que España creció al 2,6% en 2018 y que la economía está experimentando «un fuerte crecimiento», a muchos expertos no les salen las cuentas. Calviño explicó que los ingresos extra que prevén conseguir con la creación de nuevos impuestos están dirigidos a reducir el déficit y no a aumentar el gasto.

Una de las primeras objeciones a las previsiones de las cuentas públicas ha llegado desde Standard&Poor's (S&P). La agencia internacional de calificación tiene dudas sobre los objetivos recaudatorios de los nuevos impuestos y sobre la propia evolución de los que están en marcha, como el IRPF o el IVA, al considerar que el Ejecutivo estima un mayor crecimiento porcentual de esa recaudación con respecto a la propia evolución al alza de la economía.

También desde el Consejo General de Economistas tienen dudas. Su presidente Jesús Sanmartín explica a este diario que las cuentas dan mucho peso en el previsto incremento de los ingresos al crecimiento de la economía. Y es que es «muy difícil» hacer un cálculo de cuánto aumentarán los ingresos porque «si lo basamos en el crecimiento económico, no solo depende de cuánto crecerá la economía española, sino también la internacional», destaca Sanmartín.

Por parte del Instituto de Estudios Económicos (IEE) tampoco están conformes con las cuentas. Su secretaria general, Almudena Semur, explica que estos Presupuestos «no son los que necesita la economía española» ya que pretenden aumentar el gasto a base de impuestos. «Consideramos que la cifra de recaudación es muy elevada con la previsión de desaceleración de la economía, que aunque se ha previsto que el avance sea de un 2,2% ya hay estudios que lo bajan al 2%», señala Semur. Además, consideran que la subida de impuestos a las empresas repercutirá en los ciudadanos porque si aumentan sus costes (subida del salario mínimo, destope de cotizaciones sociales o mínimo del 15% en Impuesto de Sociedades), crearán menos empleos y subirán precios.

Algo similar opinan desde ESADE, ya que el profesor Juan Ignacio Sanz asegura que los PGE «no son viables» por la incertidumbre en la alta recaudación prevista y el alto nivel de gasto. El experto afirma que ante la difícil tramitación presupuestaria, no hay que descartar que todo el proyecto presupuestario se trate de «una estrategia de comunicación social» más que unas cuentas que salgan adelante.

Los sindicatos, a favor

Frente a los detractores, los sindicatos han mostrado su apoyo al proyecto presupuestario del Gobierno precisamente por el importante aumento del gasto social. Este miércoles la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se reunió con UGT para presentar las cuentas que son «el inicio de un camino de devolución de derechos y libertades perdidas durante la crisis», señaló su secretario general, Pepe Álvarez. «Aún queda mucho por recuperar, pero estos PGE van en la buena dirección», explican. Este jueves la ministra se reúne también con CC OO para presentarles el contenido de las cuentas.

Más información