El Ibex-35 sufre su mayor caída desde marzo y se despide de los 9.500 puntos

El Ibex-35 sufre su mayor caída desde marzo y se despide de los 9.500 puntos

El euro se repliega y pierde de nuevo la cota de 1,12 unidades por el nuevo discurso de la Reserva Federal norteamericana

CRISTINA VALLEJO

Tras la sesión de descanso de este miércoles por la celebración del Día de los Trabajadores, el Ibex-35 ha vuelto a negociar este jueves (jornada festiva en la Comunidad de Madrid) a la baja. Ello porque no parecen haber sentado muy bien las conclusiones de la reunión de política monetaria que la Reserva Federal norteamericana celebró ayer: aunque ratificó que no habrá movimientos en el precio del dinero en un futuro próximo, las palabras del presidente de la institución, Jerome Powell, que dijo que la baja inflación puede ser transitoria y que los indicadores más pobres del último y fuerte dado de PIB -consumo doméstico e inversión empresarial- remontarán, anticipan que la próxima variación de los tipos de interés, sea cuando sea, no será a la baja. El mercado había empezado a descontar la posibilidad de que hubiera un recorte del precio oficial del dinero bien a finales de este año, bien a principios de 2020.

En la jornada de hoy varios datos económicos apuntaban en la dirección de un fortalecimiento de la primera economía del mundo, lo que reforzaba la sensación que dejó un Jerome Powell no tan suave o dovish como se anticipaba. Así, la productividad no agrícola americana creció un 3,6% en el primer trimestre, por encima del 2,2% previsto por los analistas. Se trata de su mayor ritmo de crecimiento desde 2014. Además, los pedidos de fábrica de marzo aumentaron un 1,9%, frente al 1,6% que se esperaba. 

Pese a todo, en Wall Street dominaban los números rojos, después de cerrar ayer también en negativo. Al cierre de la sesión europea, el Dow Jones cedía un 0,6%, el Nasdaq, un 0,25%, y el S&P 500, un 0,16%. Parece que las buenas noticias económicas son ahora interpretadas en sentido negativo porque acercan la posibilidad de una subida de tipos por parte de la Fed. Parecían no tener impacto las noticias transmitidas por la CNBC que apuntan que China y Estados Unidos podrían anunciar su acuerdo comercial el viernes. 

Con ello y ante la incertidumbre que despierta el informe oficial de empleo de Estados Unidos que se publicará mañana, el Ibex-35 cerró la sesión con un recorte del 1,59%, su mayor descenso desde el 22 de marzo, para dar un último cambio en los 9.418,20 puntos. 

Sólo el Dax alemán (0,01%) logró esquivar las pérdidas. El PSI-20 de Lisboa retrocedió un 0,09%, mientras que el Ftse Mib de Milán perdió un 0,78% y el Cac 40 francés, un 0,85%. Por tanto, el selectivo español fue el peor índice del día, y con mucha diferencia.

Sólo nueve valores del Ibex-35 en verde

Apenas nueve valores del selectivo español terminaron en verde. El mejor fue el Sabadell, que subió un 2,90%. Le siguieron Ence y CaixaBank, que se apuntaron alrededor de un 1%. También ganancias para Colonial y Mapfre, que sumaron alrededor de un 0,65%, mientras que Naturgy y Mediaset se anotaron un 0,50%. Aena (0,24%) y Cie Automotive (0,16%) completaron la lista de valores en verde. 

En rojo, el peor fue Amadeus, que perdió un 4,20%, seguido de Cellnex, ArcelorMittal y Siemens Gamesa, los tres con pérdidas de más de un 3%. Les siguió Inditex, que se dejó un 2,93%. Con descensos de más de un 2%, Acciona, Enagás, Acerinox, Grifols y Repsol. Inmediatamente después, otros dos grandes valores: Iberdrola (-1,88%) y Santander (-1,71%). Telefónica y BBVA también perdieron más de un punto porcentual. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Urbas (15,91%) y Service Point (10,46%) encabezaron los ascensos. Tubos Reunidos y Audax fueron los peores, con recortes de más de un 5%. Estos dos valores fueron, además, los únicos que cayeron más que Amadeus. 

Deuda, divisas y materias primas

Ese mejor tono económico de Estados Unidos y el último mensaje de la Fed llevó al interés del bono americano a diez años a subir desde el 2,50% hasta el 2,55%. Y también al alza, aunque menos, se movía su comparable alemán, que pasaba del 0,01% al 0,02%. En la periferia europea, estabilidad: el interés del título español a diez años caía levísimamente hasta el 0,99% y la de su comparable italiano, hasta el 2,55%. La prima de riesgo de España se colocaba en los 96,6 puntos básicos y la de Italia, en los 252. 

En el mercado de divisas, por las mismas razones por las que se movía el bono americano, el euro volvía a perder terreno frente al billete verde: al cierre de la sesión europea cedía un 0,12% hasta el nivel de 1,118 unidades. El tipo de cambio, ayer, en su mejor momento para el euro, se situaba en 1,1260 unidades.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, caía un 2,63%, hasta los 70,28 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, retrocedía un 3,46%, hasta los 61,40 dólares. El crudo caía hasta sus niveles más bajos en un mes. Ello, debido a que la producción tanto en Estados Unidos como en Rusia se ha incrementado más de lo esperado.