El Ibex-35 sube un 1% y recupera los 9.100 con el apoyo de la Fed y de México

El Ibex-35 sube un 1% y recupera los 9.100 con el apoyo de la Fed y de México
EFE

Dentro del selectivo español, Cellnex y Grifols fueron los peores, con pérdidas de un 2,85% y de un 2,43%, respectivamente

CRISTINA VALLEJOMadrid

El Ibex-35 arrancó la sesión con pérdidas. De nuevo, por debajo de los 9.000 puntos. Pero antes de las diez de la mañana entró en números verdes. Al cierre, el índice daba un último cambio en los 9.117,6 puntos, lo que supone una revalorización del 1,05%.

Apenas once valores del selectivo español cerraron en rojo. Cellnex y Grifols fueron los peores, con pérdidas de un 2,85% y de un 2,43%, respectivamente. Red Eléctrica, Ferrovial, Enagás y Colonial se dejaron más de un punto porcentual. Merlin, Naturgy, Endesa, Aena y Amadeus completaron la lista de valores en rojo.

En verde, ArcelorMittal (4,02%) fue el valor que más subió, seguido de CaixaBank, IAG, Ence, Cie y BBVA, los cinco con ganancias de más de un 3%. En rojo, ningún valor bajó más que Cellnex. Después se colocó Aedas Homes, con un recorte del 2,49%. En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Deoleo se disparó un 40%. 

Las ganancias dominaron en toda Europa. Los índices más rentables fueron el Ftse Mib de Milán, que se anotó un 1,79%, mientras que el PSI-20 de Lisboa subió un 1,75%. El Dax alemán se anotó un 1,5%. El Cac 40 francés y el Ftse 100 británico se quedaron un poco atrás, con ganancias de un 0,5% y un 0,4%, respectivamente. 

Y en Wall Street, también números verdes. Al cierre de la sesión europea, los principales indicadores de la Bolsa de Nueva York ganaban más de un punto porcentual, el Nasdaq incluido -tras el cierre de los parqués europeos subía algo más de un 2%-, después de los fuertes descensos sufridos en la sesión anterior, debido a la posible apertura de un proceso de investigación sobre abusos de mercado de las grandes empresas de internet. 

La Fed y México, las claves de la sesión

A los mercados les pudo ayudar el presidente de la Reserva Federal norteamericana, Jerome Powell, que se mostró abierto a bajar los tipos de interés si fuera necesario, ante las incertidumbres alrededor de la guerra comercial que ha emprendido la Administración estadounidense contra China, México y Europa. «No sabemos cómo o cuándo se resolverán estos problemas», admitió Powell. «Estamos vigilando las implicaciones de estas cuestiones para las perspectivas económicas de Estados Unidos y, como siempre, actuaremos de manera apropiada para sostener la expansión económica, con un fuerte mercado de trabajo y una inflación cerca de nuestro objetivo del 2%», aseguró en una conferencia que pronunciaba en la Fed de Chicago. Los inversores ya han incrementado de forma agresiva sus apuestas por que la autoridad monetaria estadounidense recortará el precio oficial del dinero este año. Ahora se ratifican en la idea de que la Fed tratará de contrarrestar los efectos perniciosos de la guerra comercial. 

Pero, con todo, en la jornada de hoy veíamos en Estados Unidos un incremento de la rentabilidad del bono americano, síntoma seguramente de una menor aversión al riesgo, de una mayor confianza. Así, el interés del diez años americano pasaba del 2,07% hasta el 2,14%.

Quizás a ello ayudaron las buenas vibraciones que se derivaron de las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores de México: calcula que hay un 80% de probabilidades de llegar a una solución negociada con Estados Unidos. 

Los tipos europeos siguen a la baja

En cambio, en Europa continuaba bajando la rentabilidad de los bonos. La del título alemán a diez años, desde el -0,20% hasta el -0,21%. Mientras, el rendimiento del bono español a diez años marcaba otro mínimo histórico en el 0,65%. Ello, después de publicarse el dato de inflación en la zona euro adelantado para el mes de mayo. Los precios subieron a un ritmo interanual del 1,2%, por debajo del 1,3% que esperaban los analistas y del 1,7% en que se situó en abril. La inflación subyacente, que no incluye en el cálculo los elementos más volátiles, como la energía o los alimentos, se colocó en el 0,8% interanual, por debajo del 0,9% previsto y del 1,3% en que se situó en abril. 

En el mercado de divisas, el euro perdía posiciones frente al billete verde, pero mínimamente: al cierre se depreciaba un 0,05% y el tipo de cambio se colocaba en 1,1235 unidades. 

En el mercado de materias primas, el precio de la onza de oro retrocedía un 0,35%, hasta los 1.320 dólares. Es el primer día que baja después de cuatro consecutivos de ascensos. 

Lo contrario justo sucedía con el petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, después de cuatro días de recortes en que ha pasado de los 70 a los 61 dólares, rebotaba un 0,78%. El barril de West Texas, que en esas mismas cuatro jornadas ha pasado de los 59 a los 53 dólares, avanzaba hoy un 0,6% al cierre de la sesión europea. 

Síntomas, pues, en el mercado de materias primas, de que hay un mejor tono entre los inversores: se deshacen posiciones en el metal precioso y se reconstruyen en los combustibles. El mismo mensaje transmite el mercado de divisas: el yen japonés y el franco suizo eran las monedas que hoy más terreno perdían frente al dólar.

Claves de la sesión:

- El Ibex-35 cerró la sesión con una subida del 1,05%, para dar un último cambio en los 9.117,60 puntos.

- ArcelorMittal fue el valor más rentable de la jornada, con una subida del 4,02%. Cellnex fue el peor, con un recorte del 2,85%.

- La rentabilidad del bono alemán a diez años marcó otro mínimo histórico en el -0,21%.