El FMI cree que la guerra comercial de EE UU y China perjudicará a sus consumidores

Mercancías./Efe
Mercancías. / Efe

El organismo contradice a Trump y sostiene que el conflicto irá en contra de las empresas norteamericanas y que amenaza la recuperación económica mundial

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Hace dos días fue la Cámara de Comercio de EE UU en China quien publicaba los datos de una encuesta que revelaba que el 75% de las empresas estadounidenses establecidas en el gigante asiático afirman que los aranceles impuestos por el presidente Donald Trump a las importaciones de este país están teniendo un impacto «negativo» en su negocio porque hay una menor demanda, han subido los costes y se han incrementado los precios por los nuevos impuestos.

Pero este jueves estas sospechas fueron un paso más allá y ya es el propio Fondo Monetario Internacional (FMI) quien afirma que la escalada en la guerra comercial podría poner «en peligro» la recuperación económica global prevista para este año, y además señala a los consumidores de EE UU y China como los «inequívocos perdedores» de las tensiones. «Los ingresos por aranceles han sido pagados casi por completo por los importadores estadounidenses», dice el texto.

En el estudio coordinado por la economista jefe del FMI Gita Gopinath, el organismo con sede en Washington contradice al presidente estadounidense y sostiene que este conflicto podría «dañar significativamente la confianza de las empresas y los mercados financieros, alterar las cadenas de suministro y poner en peligro la recuperación». De hecho, han cifrado en un 0,3% lo que esta guerra puede restar al PIB a corto plazo.

Desde principios del mes de mayo, Estados Unidos incrementó los aranceles para las importaciones de más de 5.000 productos chinos del 10% al 25%. Además, Trump ya ha amenazada con aplicar estas tasas al resto de las importaciones procedentes del país asiático si no alcanza un acuerdo comercial con ellos. En respuesta, China anunció que impondrá aranceles también del 25% a bienes de EE U a partir del 1 de junio.

El impacto de estos aranceles «ya es evidente en los datos del comercio internacional», asegura el FMI. El año pasado EE UU compró bienes procedentes de China por valor de 540.000 millones de dólares, mientras que el gigante asiático hizo lo mismo con su enemigo comercial por valor de 120.000 millones.

Más información