Entrevista

Raúl Blanco, secretario general de Industria y de la Pyme: «No se descartan más consolidaciones en la automoción»

Raúl Blanco, secretario general de Industria y de la Pyme./Efe
Raúl Blanco, secretario general de Industria y de la Pyme. / Efe

Advierte que en la fusión de Renault y Fiat no hay solapamiento de fábricas en España y que será «prioritario» evitar impactos en el empleo

JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

A la espera de que se materialice la integración entre Renault y Fiat Chrysler, anunciada esta semana, el Gobierno está en contacto con el grupo francés para analizar las consecuencias de una operación en la que considera «prioritario» el mantenimiento del empleo y de sus cuatro plantas españolas.

-¿Han tenido contacto con Renault para analizar la situación?

-A priori, parece una operación complementaria geográficamente hablando. Tras los cambios de la última década, Fiat está muy centrada en EE_UU y Renault en Europa, además de la parte japonesa de la mano de Nissan y Mitsubishi. En España no hay redundancia de fábricas entre ambos grupos. En cualquier caso, estamos en contacto con la empresa, a la espera de conocer los puntos del acuerdo que valoraremos muy detalladamente teniendo como primer objetivo los empleos y las fábricas aquí instaladas. No solo por las consecuencias entre los fabricantes, sino por toda la cadena de valor que lleva detrás, sobre todo entre las empresas de componentes.

-¿A qué achaca este proceso continuo de fusiones?

-Ya vienen sucediéndose en los últimos años. Se debe al momento que vive la industria de cambio tecnológico a nivel de vehículo conectado y autónomo; a las obligaciones para reducir emisiones;_y a la incertidumbre global porque la competencia va a crecer por China, a lo que se une la política comercial mundial en un momento tenso por los aranceles. Todos esos factores provocan que la automoción esté en un contexto de cambio, no solo de motor hacia los eléctricos, sino de modelo de negocio. Eso implica pasar de vender coches a vender kilómetros. Va a suceder más rápido de lo que pensamos. No es descartable que para sumar fuerzas y tener capacidades tecnológicas, este proceso de consolidación siga avanzando en el futuro, como ocurre en Renault.

-¿Se ha acostumbrado España a estos continuos sobresaltos?

-Queremos que España siga siendo el segundo productor de la UE este año y en 2030, en 2040... Las 17 fábricas superaron la crisis sin que se cerrara ni una, como sí ocurrió en otros países. Y eso fue gracias a un trabajo conjunto de empresas, sindicatos y Administración. Debemos seguir trabajando así porque tenemos un hándicap: que los centros de decisión de las marcas no están aquí. Y hay que ser más eficientes, flexibles y rápidos ante todos los cambios para que nuestro mercado siga atrayendo esas inversiones.

-¿Compensarán las salidas de empleados con las incorporaciones?

-Sí, porque ya hay fábricas españolas en las que se producen relevos de plantillas con edad más elevada por perfiles jóvenes más digitalizados. Es un proceso natural.

Más información