La subida del salario mínimo restará hasta 70.000 puestos de trabajo en 2019, según BBVA

Los responsables de BBVA Research durante la presentación del informe./RC
Los responsables de BBVA Research durante la presentación del informe. / RC

El servicio de estudios del banco prevé un crecimiento de la economía del 2,4% este año, por encima de las estimaciones del Gobierno, aunque el déficit cerrará el año un punto por encima de la cifra oficial

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Las previsiones «prudentes» del Gobierno en el avance de la economía podrían cumplirse. Este miércoles el servicio de estudios de BBVA ha dado un espaldarazo a las cuentas del Ejecutivo al cifrar en el 2,4% el crecimiento previsto para este año , una cifra más optimista que las que presentó la ministra de Economía, Nadia Calviño, en el cuadro macroeconómico sobre el que se sostienen sus cuentas de Presupuestos, que cifraban en el 2,2% para 2019, que confirmaron organismos como el panel de Funcas o incluso el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Eso sí, para 2020 baja sus previsiones dos décimas comparado con la previsión del Gobierno hasta el 2% debido al menor impulso de la política monetaria del BCE, la moderación del consumo familiar -que ha sido el tirón de la economía los dos últimos años- y la incertidumbre sobre la política económica española, ha explicado Rafael Doménech, responsable de Análisis económico de BBVA Research, durante la presentación del informe 'Situación España'.

La peor cara la muestra el empleo, ya que según las estimaciones de BBVA, la creación de puestos de trabajo se ralentizará este año y el que viene, influida por el aumento del salario mínimo. Se espera que en 2019 la ocupación crezca un 2,1%, cinco décimas menos que en 2018, por lo que la tasa de paro quedará en el 13,8%, en línea con las previsiones del Gobierno.

Así, Doménech ha cifrado la creación de nuevos puestos de trabajo para 2019 en una horquilla entre 20.000 y 70.000 menos si no mejora la productividad. «Puede darse el caso de que disminuya la desigualdad salarial, pero aumente la desigualdad de rentas porque muchos pueden quedar desempleados», ha explicado. El año que viene, la horquilla sube entre 75.000 y 195.000 puestos menos. Y a medio y largo plazo, el servicio de estudios de la entidad llega a restar entre 160.000 y 319.000 empleos por la subida del SMI «si no se aumenta la productividad».

Sobre el déficit, BBVA también duda de las previsiones del Gobierno. Así, calcula que este año cerrará con una tasa del 2,3%, un punto más que lo proyectado y por encima de las estimaciones de la AIReF y el Banco de España; y en 2020 del 2%. Doménech ha recordado que en sus cifras no han tenido en cuenta los Presupuestos ya que al no estar aprobados no se puede medir su impacto aún.

Por su parte, el director del gabinete de estudios y economista jefe de BBVA, Jorge Sicilia, ha explicado que para que estas previsiones de crecimiento se cumplan tienen que darse tres condicionantes. En primer lugar, que se reduzcan las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y su guerra automovilística no afecte a Europa, que Reino Unido lleve a cabo una salida ordenada de la UE, y que los bancos centrales sean cautos en la normalización de la política monetaria.