La banca recorta otro 1,6% de sus plantillas en el último año

Oficinas de Santander y Popular./R. C.
Oficinas de Santander y Popular. / R. C.

Las entidades cerraron en 2017 una de cada diez oficinas, hasta quedarse con 11.000 abiertas, y 16.321 cajeros, un 3,5% menos en un año

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Los bancos volvieron a recortar gastos en el cuarto año de recuperación económica a base de mermar sus plantillas, sus oficinas abiertas y sus cajeros automáticos habilitados. En el caso del personal, las entidades financieras con presencia en España cerraron 2017 con 95.510 trabajadores, lo que supone una reducción del 1,6% en el últimio ejercicio con respecto al anterior, según el Anuario Estadístico de la Asociación Española de Banca (AEB).

De todos esos empleados, un 52% son hombres frente al 48% restante que corresponde a las mujeres. La mayor parte de los trabajadores de la banca se encuadran en los técnicos -un 93% de las plantillas-, al que se uma otro 7% de administrativos y apenas un 0,4% correspondiente a los servicios generales de cada entidad.

La merma de recursos con los que cuenta la banca se ha cebado en el último año con las sucursales disponibles para los clientes a pie de calle. Las entidades tenían poco más de 11.000 oficinas en 2017, lo que representa un 10% menos que en el año anterior, cuando había 12.240 locales bancarios abiertos.

La crisis se ha llevado por delante 4.620 oficinas en la última década, una sangría de una tercera parte de las sucursales que tenían disponible las corporaciones repartidas por todo el país con respecto a las de 2008. De todo este periodo, el ejercicio en el que más oficinas se cerraron fue en 2014, con 1.064 sucursales afectadas. A cierre del año pasado había el mismo número de sucursales disponibles que cuatro décadas antes: en 1978 la banca disponía de 11.095 locales, los mismos que ahora.

Andalucía, la que menos oficinas tiene por población

La liquidación de oficinas ha provocado que en varias provincias haya una sucursal por cada 6.000 o 7.000 habitantes. Así ocurre en Guadalajara, donde el ratio oficinas/habitantes se sitúa en las 7.676, según la AEB. Por detrás se sitúan otros territorios como Jaén (7.570) o Granada (7.422). En ese grupo también se encuentra Huelva (7.309), Cádiz (poco más de 7.000), Almería (6.928), Albacete (6.725), Ciudad Real (6.527), Teruel (6.455), Córdoba (6.110) o Toledo (6.078).

En el lado contrario de la lista se encuentran las provincias donde mantienen un número de sucursales por habitante mejor que la media española (4.227). Se trata de Lleida (2.702), Baleares (2.790), Badajoz (2.833) o Lugo (2.979).

En las provincias más pobladas, ese ratio varía desde los casi 4.000 habitantes por sucursal de Madrid, hasta los 3.472 de Barcelona, los 5.021 de Valencia, los 5.842 de Sevilla, los 5.603 de Málaga, los 4.557 de Vizcaya, los 3.458 de Coruña, los 4.009 de Valladolid, los 4.668 de Murcia, los 3.438 de Asturias, los 3.768 de Cantabria o los 4.638 de La Rioja, entre otros.

Temas

Aeb

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos