Bruselas investiga si Amazon saca provecho comercial de los datos que recopila de los vendedores privados

Bruselas investiga si Amazon saca provecho comercial de los datos que recopila de los vendedores privados

La Comisión advierte un posible incumplimiento de las normas de competencia de la UE e incluso un posible abuso de posición dominante por parte del gigante digital

Salvador Arroyo
SALVADOR ARROYOCorresponsal en Bruselas

La Comisión Europea va a comprobar si Amazon estaría realizando un uso indebido de la información que recopila de los vendedores independientes que usan su gran plataforma de venta, e incluso directamente un aprovechamiento comercial indebido. El Ejecutivo comunitario anunció este miércoles la apertura de una investigación preliminar al coloso norteamericano, al considerar que «parece utilizar información sensible y competitiva, sobre los vendedores de su mercado, sus productos y las transacciones» que aquellos vienen realizando con frecuencia.

El procedimiento pretende determinar si está infringiendo -no se ha comunicado el alcance temporal del período bajo investigación-las normas de competencia de la Unión Europea. «Los consumidores europeos cada vez compran más en línea, mientras el comercio electrónico ha impulsado la competencia minorista y ha generado más opciones y mejores precios», explicó a los medios la comisaría de Competencia, Margrethe Vestager.

«Necesitamos garantizar -insistió en su argumentación- que las grandes plataformas en línea no eliminen estos beneficios a través de comportamientos que resulten anticompetitivos». Y en el caso de Amazon, apuntaron desde la Comisión, al tener una doble función el riesgo potencial también se incrementa.

De un lado se ofrece como un inmenso mercado en el que la propia multinacional vende productos y servicios directamente. Pero al mismo tiempo es también un canal en el que vendedores independientes exponen su propia oferta a los consumidores;_y con esa opción, «Amazon recopila continuamente datos sobre la actividad en su plataforma».

La investigación abierta estudiará «en profundidad» los acuerdos estándar que suscriben esos vendedores con Amazon. A priori, permiten a la compañía de Jeff Bezos « analizar y utilizar datos de terceros », lo que a juicio del Ejecutivo de Bruselas podría significar que afectaría a la libre competencia. También se analizará el papel que juega la denominada 'Caja de compra (Buy Box)', que permite a los clientes añadir artículos de un minorista específico directamente en sus carritos de compras. Hacerse con un hueco en este espacio coloca en ventaja al vendedor que lo consigue, puesto que la mayoría de las transacciones se realizan directamente a través del mismo.

La investigación debería determinar si las prácticas de Amazon infringen las normas de competencia de la UE sobre acuerdos (recogido en el artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea) o suponen un abuso de posición dominante, según lo establecido en el precepto 102 del mismo tratado. De confirmarse que podría haber vulnerado las reglas de juego del mercado, podría enfrentarse a un expediente sancionador con riesgo elevado en tal caso de acabar sufriendo una sanción multimillonaria.

Sin duración determinada

La Comisión ha informado a Amazon y a las autoridades de competencia de los Estados miembros la apertura de este procedimiento. No hay una fecha límite legal para poner fin a una investigación, recuerda Bruselas. La duración depende de una serie de factores, incluida la complejidad del caso, la medida en que las empresas interesadas cooperan con la Comisión y el ejercicio del derecho de defensa.

Amazon ha llegado a un acuerdo con el supervisor de competencia de Alemania para zanjar sin multas una investigación sobre abuso de mercado. A tal ello ha modificado sus condiciones contractuales para, en caso de incumplimientos, compartir responsabilidad con los vendedores.