Almagro se rompe y se despide llorando de Roland Garros

Nicolás Almagro (i) es abrazado por Juan Martín del Potro. /
Nicolás Almagro (i) es abrazado por Juan Martín del Potro.

El jugador murciano fue consolado y animado por Del Potro tras su abandono, cuando el partido estaba igualado en el tercer set

EFEParís

Juan Martín del Potro avanzó este jueves a la tercera ronda de Roland Garros tras el abandono de Nicolás Almagro, que se lesionó en la rodilla izquierda, rompiendo a llorar a continuación, por lo que fue consolado por el argentino. En el momento de la retirada del jugador murciano, el marcador estaba igualado, con 6-3 para Del Potro en el primer set, 3-6 y 1-1.

Tras lesionarse, Almagro permaneció tumbado en el suelo llorando mientras Del Potro se acercó para intentar consolarlo. «Si hay alguien que entiende de esos malos momentos puedo ser yo. No se lo deseo a nadie. La tristeza que tenía era muy grande y a mí me hizo mal», señaló Del Potro en rueda de prensa. «Le intenté animar diciéndole que tiene una gran familia, un hijo, cosas muy lindas para disfrutar fuera del tenis durante la recuperación», añadió.

En la pista 2, el murciano se quedó clavado tras un saque de Del Potro y se echó las manos a la cara. A continuación se desplomó hacia atrás, lo que levantó las alarmas debido a los casi 30 grados del soleado día en París. Finalmente se levantó y caminó ayudado por Del Potro. El español se sentó en el banquillo, con el argentino a su lado abrazándolo, dejando una de las imágenes del torneo.

«Me queda una sensación fea, de ver a un rival, a un gran tipo, sufriendo. Le fui a ayudar porque mi corazón lo sentía. Nos conocemos desde que jugábamos en juniors. Tenemos una gran relación fuera de la pista», dijo el argentino. La Torre de Tandil conoce como pocos el calvario de las lesiones. Juega en Roland Garros por primera vez en cinco años de ausencia por los problemas físicos.

El propio Del Potro sufrió un tirón muscular en el aductor a mitad del primer set, lo que comprometió su continuidad en el partido. «Quise ir a contrapierna y sentí en el aductor algo duro. Esto me impidió moverme con naturalidad, perdí el 50% de la movilidad. Tomé antiinflamatorios y esperé a que hicieran efecto, pero no me movía igual», dijo, reconociendo que sin la lesión de Almagro le hubiera sido muy complicado derrotarlo.

Del Potro descartó su retirada del torneo: «Tengo un día y medio para recuperarme y si lo hago tendré la oportunidad de jugar la tercera ronda con la linda situación y la intensidad con la que estaba en el primer set». El argentino jugará en tercera ronda contra el número uno mundial, Andy Murray, que tuvo dificultades para imponerse al eslovaco Martin Klizan, por 6-7 (3-7), 6-2, 6-2 y 7-6 (7-3).

Almagro se tuvo que retirar en los octavos de final del Masters 1.000 de Roma, el 17 de mayo ante Rafa Nadal, por problemas en su rodilla izquierda. Tras abandonar ante Del Potro fue trasladado a un hospital.

En un enfrentamiento entre españoles, Feliciano López derrotó a David Ferrer en la segunda ronda, en un duelo para el recuerdo entre dos jugadores de 35 años con estilos opuestos. En una mañana calurosa, Feliciano López, ofensivo y sacador, venció en cinco sets (7-5, 3-6, 7-5, 4-6 y 6-4) a Ferrer, especialista en tierra y finalista en París en 2013.

«Hemos jugados millones de veces y tenía la espina clavada de que en tierra siempre fue muy superior a mí. Creo que nunca le había ganado. Estoy muy contento. Era un reto», dijo Feliciano. Los dos miembros de la generación dorada española, ganadora de la Copa Davis en cuatro ocasiones (2004, 2008, 2009 y 2011), batallaron durante tres horas y 52 minutos.

«Estuve muy cerca de ganar. Él jugó muy bien, sobre todo desde el fondo de la pista, con su revés cruzado y fue difícil combatirlo. Quizás en el tercer set no serví lo suficientemente bien en el buen momento», analizó Ferrer. «No tengo un mal año, me siento bien, únicamente he perdido en la segunda ronda, sólo eso», añadió Ferrer, visiblemente molesto, que no perdía en segunda ronda de Roland Garros desde 2004 (15 participaciones).

Ahora Feliciano López jugará en tercera ronda contra el croata Marin Cilic, un tenista que se asemeja más a su perfil. «Es difícil, es un gran jugador, el partido será complicado y muy diferente al de hoy. Es muy agresivo, con golpes buenos desde todos los lados y ángulos. Es muy completo. Le he visto mejor en las últimas semanas», señaló Feliciano sobre el croata.