Más deporte

Un campeón contra la leucemia infantil

Jacobo, con un cartel tras lograr el reto./
Jacobo, con un cartel tras lograr el reto.

Jacobo Parages une a nado Europa y Asia y recauda 8.880 euros para impulsar proyectos de investigación con la Fundación Unoentrecienmil

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Hay retos que superan los límites y que son más importantes que cualquier éxito deportivo. Jacobo Parages se lanzó al agua en Europa y llegó nadando a Asia por una causa increíble: recaudar fondos para impulsar proyectos de investigación contra la leucemia infantil con la Fundación Unoentrecienmil. La leucemia es el cáncer infantil más frecuente (30%) de los 1.400 casos diagnosticados cada año en nuestro país.

Jacobo ha podido conseguir este reto gracias al patrocinio de Fundación Altamar y Bernard Sunley Foundation. El español se convirtió en un ganador antes de zambullirse en la isla griega de Kastelorizo gracias a los 8.880 euros recaudados, pero una vez en el agua, luchó por conseguir también un éxito deportivo. De hecho, se subió a lo más alto del podio en su categoría al tocar tierra en Kas, Turquía, tras completar su nueva gesta.

«Ojalá que con mi esfuerzo y la generosidad de la gente participando en el dorsal solidario de mis retos podamos contribuir a encontrar una cura a esta terrible enfermedad que es la leucemia infantil con proyectos de investigación de la Fundacion Unoentrecienmil», explicaba Jacobo.

Nada más salir del agua posó con un cartel reivindicando la lucha contra esta terrible enfermedad, se acordó de los más de 300 niños a los que diagnostican en España cada año leucemia infantil y un recuerdo muy especial en concreto para Ekaitz, un pequeño que desgraciadamente no pudo superar esta enfermedad pero que le regalo hace años un dibujo de Batman y que le acompaña plastificado en cada uno de los retos que se propone.

«Ha sido una travesía relativamente tranquila sin demasiadas olas ni corriente aunque la temperatura variaba. Ha sido una travesía muy bonita con 180 nadadores en la que yo era el único español», decía nada más salir del agua. «Lo más bonito ha sido poder ayudar a vencer la leucemia infantil y hemos podido tender puentes entre todos para acabar con esta enfermedad», añadió.

De dormir sentado a unir dos contientes a nado

A sus 52 años, Jacobo Parages es un ejemplo de vida y superación. Hace más de 20 años le diagnosticaron una espondilitis anquilosante que le forzaba a dormir sentado por el dolor de las articulaciones, superó también un tumor y entre las numerosas charlas y conferencias en empresas que imparte ha tenido tiempo de escribir un libro ('Lo que aprendí del dolor') y ha realizado diversas pruebas solidarias como cruzar el Estrecho a nado o el canal de Menorca. Siempre con el objetivo de recaudar fondos para impulsar proyectos de investigación de leucemia infantil.

«Además he logrado ser el segundo en mi categoría y el primer europeo en la general y estoy contento», decía con una sonrisa tras terminar la travesía. «Desde Kas quiero mandar un caluroso saludo de agradecimiento a los patrocinadores que lo han hecho posible, a toda la gente que ha seguido el reto, a quienes han colaborado de forma generosa en el dorsal solidario de ihelp y un abrazo enorme a todos los peques que se enfrentan a esta enfermedad», señaló: «He vuelto a tocar el cielo cumpliendo un reto importante para mí», finalizó.