Voley

«Me gustaría ser madre pero opto por terminar mi trayectoria»

«Me gustaría ser madre pero opto por terminar mi trayectoria»
Sonia Tercero

Iva Pejkovic | Jugadora del Minis de Arluy Logroño

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

También piensa en ser madre Iva Pejkovic, jugadora profesional del Minis de Arluy Logroño, quien, a sus 34 años (los últimos siete afincada en La Rioja), desea abiertamente una próxima maternidad. «En un futuro cercano me gustaría ser madre pero, de momento, opto por terminar mi trayectoria deportiva», declara la central serbia.

Lo cierto es que, en su caso, también se encuentra en plenitud de forma, el año pasado logró un nuevo triplete con su equipo (Supercopa, Copa de la Reina y Superliga) y suma ya catorce títulos y dos MVPs. «Creo que no se puede decir cuándo es el momento idóneo, pero yo me encuentro bien físicamente y quiero seguir unos años para, después, dedicarme 100% al niño. Ahora dudo que volvería a jugar profesionalmente», expone, aunque lo cierto es que hay jugadoras en la Liga Iberdrola que compaginan la maternidad con el deporte profesional.

«Es compatible, igual sí podría volver, pero creo que, en mi caso, le dedicaría más atención al hijo porque, si no, entrenando dos veces al día y viajando te pierdes mucho de la infancia y el crecimiento del niño», expone Iva. En el voleibol femenino nacional no es demasiado extraño que en las plantillas de los equipos haya madres. Sin ir más lejos, Marina Dubinina y Regla Bell jugaron en el Murillo hasta los 42 años siendo madres. Y en la Liga Iberdrola, actualmente, juegan madres como Janine Sandell, Sara Hernández y Mariana Thon. Otras, como la internacional riojana Elena Esteban, han sido madres tras retirarse.