El verdadero espíritu del fondista

El verdadero espíritu del fondista

Bomberos, concejales, veteranos de 72 años, musulmanes en Ramadán, minusválidos y un cuarto clasificado calzando unas sencillas Kalenji, los otros participantes con verdadero mérito del XXVI Medio Maratón de La Rioja

DIEGO MARÍN A.

A veces los corredores populares se afanan en adquirir el mejor material mucho antes de entrenar adecuadamente. Es más, se llega hasta a derrochar dinero en atuendos deportivos y, sin embargo, se es reticente a invertir en un entrenador. Llama la atención, por ejemplo, que el cuarto clasificado el XXVI Medio Maratón de La Rioja, el estellés Rubén Juániz, del club Iranzu, reciente vencedor de la XI Carrera de Montaña Salto de Aradón de Alcanadre, haya completado una notable actuación en la prueba logroñesa con unas sencillas zapatillas Kalenji, la gama de Decathlón que debe su nombre a una tribu keniata del valle de Rift, cuna de extraordinarios fondistas. Ni con relojes ni gafas ni medias compresoras ni con zapatillas caras, se corre con las piernas, ese debe ser el verdadero espíritu del fondista. Para ser consciente no hay más que echar la vista atrás y comprobar que en el I Medio maratón de La Rioja, celebrado en 1992 en homenaje a Óscar Calvé, el atleta riojano Carlos Javier Merino Zaldívar venció la prueba con un tiempo de 1:05:28 horas. Y las zapatillas de entonces no tenían ni la amortiguación ni la transpiración actual.

Pero volvamos al XXVI Medio Maratón de La Rioja, resuelto a favor del atleta riojano Camilo Santiago (1:08:19) tras un emocionante final mano a mano con Ricardo Serrano al esprint. Mientras el vencedor saboreaba la victoria atendiendo a los medios, Serrano digería la derrota sentado anónimamente, apartado, en un banco del paseo del Espolón. Tercero fue Ossama Ifraj, el primer logroñés, atleta internacional que ha debutado en esta distancia con muy buen resultado, sobre todo si tenemos en cuenta que, como musulmán, ya en Ramadán, ni probó el agua en los avituallamientos. El veterano logroñés Alfonso Díez (47 años) fue quinto, el bombero logroñés Diego García, sexto; y otro bombero más, Daniel Villar, fue duodécimo. Delante entró el najerino Rubén Tobías, que fue el primer riojano de la última edición del Medio Maratón del Camino y, como entonces, completó el recorrido escuchando música con auriculares. Extremoduro, Sabina un mix que le da buen rendimiento, aunque no sea habitual ver a los primeros corredores abstraídos del ambiente escuchando música.

Hubo algunos abandonos en las primeras posiciones, como la del calceatense Iñigo Pérez y el logroñés Nacho López. A veces el corazón quiere una cosa y las piernas, otra. Juan Carlos Escolar, por ejemplo, después de correr por medio mundo debido a los viajes que le exige su profesión, regresó a Logroño esta semana y se lesionó en la Pila, así que no pudo correr en casa. También lesionada Gloria Alonso, del club La Rioja Atletismo, tuvo que contemplar la carrera desde la barrera. La veterana Maru Hernaiz, del Club Maratón Rioja, animó a sus compañeros como espectadora. El día amaneció pronto y, aunque no apretó el calor hasta el mediodía, la humedad hizo sufrir a los corredores tanto como el viento, que en Duques de Nájera y la avenida de Lobete sopló en contra, justo en las cuestas del recorrido, endureciendo la prueba.

Hubo otros corredores que participaron pese a todo. Como Julián Rello Alonso, veterano logroñés a quien le falta el brazo derecho: 1.41.33 horas. O como Rubén Cristóbal, minusválido que completó la carrera en silla de ruedas, pedaleando con las manos, en 1.44.56 horas. Y Gregorio Ascacíbar volvió a dar una lección participando y completando la prueba a sus ya 72 años: 1:44:12 horas.

Equipos

El XXVI Medio Maratón de La Rioja volvió a convertirse en un punto de encuentro para los corredores populares de la región y localidades vecinas. Participaron atletas de grupos y equipos como el Añares Rioja, La Rioja Atletismo, Beer Runners de Logroño, Rioja Triatlón, Club Maratón Rioja, Corre que te pillo, Murillo Corre, Cervera Runners, Calagurris Atlético, C.A. Calceatense, A.D. Haro, Vida Perra, 360 Rioja Runners, Nájera Trail, Nutrium Trail Team, Las Locas que Corren, Haro Runners, Amigos Fondistas de Lardero, Redil Irons, Rana Runners, Lodosa Y, por supuesto, hubo caras conocidas entre todo el pelotón de fondistas, como Iván Reinares (portavoz de la Plataforma por la Gratuidad del Parking del San Pedro): 1.50.41 horas; los concejales Javier Merino (Logroño): 1:50:36; y Rubén Sáenz (Villamediana): 50:51 minutos en el 7K; o los periodistas Luis Miguel Cámara (2:09:49), Luis Sáez Gamarra (1:47:14), Jonás Sainz (1:27:20) y Mayte Iñigo (1:29:32).

Además del medio maratón se celebró simultáneamente una carrera de 7.000 metros y, después, otra carrera de patinaje que se resolvió con victoria de Daniel Muro en tan sólo 37.08 minutos, así que cabe imaginar la vertiginosa velocidad que adquirieron estos deportistas sobre sus ruedas en línea. En este caso, la carrera sirvió para el debut en La Rioja del nuevo Club Siete Valles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos