El Athletic excluye de su escuela en Oyón a 150 niños por ser riojanos

Edu García trabaja con un grupo de jóvenes jugadores vestidos con los colores del Athletic, en Oyón. :: l.r./
Edu García trabaja con un grupo de jóvenes jugadores vestidos con los colores del Athletic, en Oyón. :: l.r.

Los jugadores del Comillas y Berceo acudían hasta ahora al Centro de Tecnificación del club bilbaíno por su relación con la Oyonesa

JOSÉ MARTÍNEZ GLERA LOGROÑO.

«¿Puede un niño riojano soñar con pisar como jugador del Athletic el césped de San Mamés?, le preguntaron el 11 de diciembre del 2009 a Fernando García Macua, entonces presidente del club vasco, con motivo de la inauguración del Centro de Tecnificación que abrió el en Oyón. «Hay que dar naturalidad a las cosas. Ésta (por La Rioja) es una zona que siempre ha estado muy vinculada a Bilbao y ha tenido lazos muy estrechos», decía. Siete años después, el Athletic ha decidido prescindir de los jugadores riojanos en centro de Oyón por el simple hecho de no haber nacido en el País Vasco y Navarra. Más de un centenar de jóvenes futbolistas.

«El Athletic Club está radicado en Bilbao, provincia de Bizkaia (País Vasco). Nuestra filosofía deportiva se rige por el principio que determina que pueden jugar en sus filas los jugadores que se han hecho en la propia cantera y los formados en clubes de Euskal Herria, que engloba a las siguientes demarcaciones territoriales: Bizkaia, Gipuzkoa, Araba, Nafarroa, Lapurdi, Zuberoa y Nafarroa Behera, así como, por supuesto, los jugadores y jugadoras que hayan nacido en alguna de ellas».

Más

Este pensamiento se puede leer en la página web de la entidad. Es la filosofía del Athletic, aunque a veces se enmascare con atajos burocráticos para saltársela. Edu García León dirige el Centro desde su apertura. Por él han pasado muchos jugadores, sobre todo riojanos. Allí acuden los domingos por la mañana quienes los técnicos consideran que deben ir. Es un trabajo para niños que se inician en el fútbol 8 y que continúa hasta categoría infantil. Un gran trabajo. Seis temporadas en total. Esos niños acuden a torneos fuera de La Rioja con el nombre y los colores del Athletic.

La decisión del Athletic ha causado sorpresa. Unos 150 niños han sido excluidos de Oyón

Comillas y Berceo son los principales clubes protagonistas. Del primero acudían un centenar de jugadores; del segundo, cinco o seis por categoría. Es decir, unos 150 futbolistas que veían en Oyón un premio a su fútbol. Sin embargo, no acudían por ser jugadores del Berceo o del Comillas, sino que lo hacían por ser clubes filiales o convenidos de la Oyonesa, que a su vez tiene un acuerdo con el Athletic. Una vía para saltarse la filosofía.

«La decisión la ha tomado el club, el Athletic. ¿Quien? El club. A nosotros nos comunicaron que no podían acudir jugadores riojanos», decía Miguel Ángel Caro, coordinador del Comillas, que lleva trabajando con el Athletic desde que se abrió el centro. «Nosotros estamos pendientes de lo que pueda pasar, porque tenemos una reunión pendiente con el Athletic», apuntaba Rubén Saénz, Chiri, coordinador del Berceo. Nadie quiere hablar mucho, prefieren ser cautos

Ambos clubes conocieron la decisión a principios de temporada. Pero no por alguien del Athletic. Nadie ha hablado con ellos. En el caso del Comillas, tuvieron la primera noticia por los propios niños. Luego se lo confirmó el responsable del Centro, Edu García León. Éste no admite jugadores no nacidos en el País Vasco y Navarra. Comunicación verbal. ¿Por qué? Filosofía. No hay nada por escrito.

«Nosotros tenemos un convenio apalabrado a través de la Oyonesa. Ha sido todo muy rápido y lo que nos dicen es que todo obedece a la filosofía del club. Pueden ir jugadores que han nacido en el País Vasco y Navarra», apunta Chiri. De hecho, ambos clubes tienen algún futbolista que cumple ese requisito.

Y es que detrás de esta decisión no sólo hay un cambio deportivo para estos clubes y otros que también han aportado jugadores al centro, incluso de La Rioja Baja. Hay también un componente económico, porque ambos perciben unas cantidades a través de ese convenio con el Athletic. Otros conjuntos riojanos como ADL, EDF y Valvanera trabajan con el Real Sociedad. Y no es extraño que unos y otros se 'quiten' futbolistas con la promesa de acudir a estos centros de la Real o del Athletic como gancho.

No sólo Athletic y Real Sociedad miran hacia La Rioja. Alavés y Osasuna están muy atentos a los jóvenes jugadores riojanos, pero carecen del potencial económico de los primeros. El Sporting, a través del Mareo. El Zaragoza es otro club que suele firmar en La Rioja. Son bastantes los jugadores de esta tierra que emigran incluso a Galicia, Andalucía y el Mediterráneo. La ausencia de fútbol profesional en La Rioja y el dinero hacen que los clubes busquen apoyos más allá de sus fronteras. La UD Logroñés tiene ahora una buena oportunidad para trabajar con esos niños de la misma forma que lo ha hecho el Athletic, pero para llegar a compromisos firmes hay que llegar a acuerdos antes y el fútbol riojano siempre ha adolecido de ellos.

Ayer fue imposible contactar con algún responsable del Athletic que explicase esta decisión. Ni telefónicamente ni por correo electrónico. En las últimas fechas ha defendido a jugadores suyos que no han nacido en Euskal Herria, pero que sí se han formado por clubes vascos. El maliense Yousuff Diarra ha sido uno de esos nombres. Se entrena en Lezama porqué jugó dos años en el Txantrea, club que trabaja con los vascos. El rumano Cristian Ganea está en la órbita rojiblanca, pese a que es internacional con su país y hoy juega en el Viitorul. Vivió unos años en Basauri y jugó en el Basconia (filial del Athletic) e Indartsu. Es la otra puerta de entrada: entrenar en un equipo vasco. Entonces, ya no importa dónde has nacido.

Quizá, en esta política el caso más claro es Aymeric Laporte. Francés, internacional con su país y que no ha nacido en Euskal Herria, sino en Agen, ciudad que se ubica en Nueva Aquitania, a mitad de camino entre Toulouse y Burdeos. El Athletic le fichó con 15 años del Sporting Agen después de verle jugar con la selección de Aquitania. Lo cedió al Aviron Bayona, porque por edad no podía salir de Francia, y así abrió la puerta a un jugador que no puede jugar en el Athletic por nacimiento. De ahí pasó a Lezama.

Así, que a los riojanos que aspiren a jugar en el Athletic sólo les queda jugar en equipos vascos o navarros (Rioja Alavesa y Ribera navarra para más proximidad) o que sus clubes trasladen se sede social, ahora que está tan de moda, al País Vasco o Navarro. Entonces ya serán aptos, aunque no sepan lo que es un balón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos