El Casalarreina vuelve a Tercera

Los jugadores y la afición del Casalarreina celebran el ascenso en Lardero. :: C.C.F./
Los jugadores y la afición del Casalarreina celebran el ascenso en Lardero. :: C.C.F.

El club riojalteño disputará su cuarta temporada en categoría nacional

DIEGO MARÍN ABEYTUA

El Casalarreina Club de Fútbol volverá a jugar en el grupo riojano de Tercera División Nacional el próximo año. En la última jornada de la campaña de Regional Preferente, el equipo riojalteño logró el ascenso al vencer a domicilio al San Marcial, en Lardero, por lo que se clasificó tercero, detrás de Calahorra B y Comillas, ganándose el derecho a subir de categoría. Es el tercer ascenso del club en menos de siete años, habiendo logrado mantenerse cuatro años en la competición nacional. Sólo una temporada, con Adrián Ruiz en el banquillo, el Casalarreina logró una holgada permanencia. Ahora, con José María Trejo como entrenador y buena parte de la plantilla formando la base del equipo, los riojalteños regresan a Tercera con la intención de quedarse.

Para el presidente de la entidad, David Fernández Moral, el «objetivo está cumplido, aunque hemos sufrido más de lo que esperábamos». «El Calahorra B y el Comillas tenían mejor equipo de lo que creímos en un principio y nosotros sufrimos una racha de lesiones que nos mermó y nos costó ganar, pero estamos contentos», valora el presidente. Buena parte de la responsabilidad la tiene la plantilla: «Estamos teniendo suerte con los chavales que están viniendo, y también hemos acertado con los regresos de Zubi, Javi... Una de las claves es mantener el grupo. Si no logras que los que han peleado por mantenerse sigan es complicado. Este año también esperamos mantener a la mayoría». Y otra buena parte, el entrenador, que ya ha sido renovado.

Quizá este haya sido el ascenso más luchado y complicado de los tres vividos. «Complicados son todos, parece que es fácil subir, pero de los tres que bajamos solo nosotros habíamos subido, aunque ahora también el Villegas gracias a la plaza que deja el Haro al subir a Segunda B», señala David Fernández Moral. Un mérito añadido del Casalarreina es que la falta de cantera hace que se tenga que nutrir de jugadores de fuera, sobre todo de Miranda de Ebro (Burgos). «Por la situación en la que estamos es difícil que vengan jugadores de Logroño si no pagas, pero por suerte tenemos buena relación con clubes de Miranda y alguna vez también han venido a jugar de Vitoria», explica el presidente del Casalarreina. Ahora, el nuevo objetivo será mantenerse.