«Hemos analizado lo que venimos haciendo y nos hemos dado cuenta de que hay que cambiar el rumbo»

«Hemos analizado lo que venimos haciendo y nos hemos dado cuenta de que hay que cambiar el rumbo»

Miguel Sola recalca tanto la necesidad como la dificultad de ganar al Izarra

Sergio Martínez
SERGIO MARTÍNEZLogroño

Otra final. Y ya van unas cuantas. El Calahorra viaja el domingo a Estella para medirse a un rival directo en el campo de Merkatondoa, un escenario peculiar, de hierba artificial, estrechas dimensiones y que condicionará un partido vital para los rojillos. El Izarra se encuentra actualmente tres puntos por debajo de los rojillos, en el puesto de la promoción de descenso, por lo que la trascendencia aumenta más si cabe. Aunque Miguel Sola avisa de que «todos los partidos son importantes», después del tropiezo ante el Arenas el Calahorra no puede permitirse un mal resultado en Estella.

No pasado por su mejor momento el Calahorra, que da la de cal y la de arena semana a semana. En algunas jornadas los resultados no acompañan a la buena imagen, y en otras directamente no merecen mucho más que un empate, como ocurrió ante el Arenas. Una situación que exige soluciones cada vez más urgentes. «Esta semana hemos analizado lo que venimos haciendo y nos hemos dado cuenta de ciertas cosas y de que hay que cambiar el rumbo», comentaba Miguel Sola esta mañana tras el entrenamiento de un equipo que apunta que «mentalmente no está mal y sabe lo que nos jugamos el domingo».

La papeleta no es sencilla, ya que el Izarra es un rival competitivo pese a los últimos malos resultados, ya que todos ellos han sido con apretados marcadores. «Es un equipo que sabe sobrevivir a esas situaciones porque año tras año está ahí y al final sale. No tienen problemas en ello», comenta Miguel Sola, que analiza además cómo pueden afectar las características del campo al partido: «Puede condicionar y vamos a intentar buscar los jugadores que puedan acoplarse mejor y dar más rendimiento ahí. Durante toda la semana hemos estado trabajando el estilo de juego para este campo y vamos a ver si nos acoplamos bien».

La importancia de ganar en Merkatondoa aumenta por el calendario rojillo, que le medirá después al Racing de Santander y más adelante al Barakaldo y el Langreo. Sin embargo, Miguel Sola resta importancia a este factor: «En las segundas vueltas todos los partidos son difíciles. Juegas en Estella y lo es, viene el Racing y también... Todos los partidos son complicados pero también para nuestros rivales. Vamos a intentar sumar, tanto en este partido como en el siguiente contra el Racing, no podemos ir de otra forma porque lo que necesitamos son puntos».