Presunta agresión sexual

Investigan a Neymar por divulgar fotos de la mujer que le denunció

Neymar llega en helicóptero a la concentración de la selección brasileña. /Antonio Lacerda (Efe)
Neymar llega en helicóptero a la concentración de la selección brasileña. / Antonio Lacerda (Efe)

El futbolista del PSG colgó un vídeo para defenderse de la acusación de violación en el que aparecían instantáneas de la joven desnuda o en ropa interior

COLPISA / AFPTERESÓPOLIS

Neymar regresó este domingo a la concentración de Brasil para la Copa América 2019 en plena tormenta mediática tras conocerse la acusación de violación realizada por una mujer, que el delantero niega y afirma ser víctima de una trampa.

El helicóptero del jugador del ParÍs Saint-Germain aterrizó sobre el mediodía en el centro de entrenamiento de la Canarinha en Teresópolis, a unos 100 kilómetros de Río de Janeiro, poco después del horario previsto por el seleccionador, Tite, que había dado descanso a sus futbolistas en la tarde y noche del sábado. Vestido con una gorra y una camisa oscura, Neymar aterrizó junto a sus compañeros del PSG Dani Alves y Thiago Silva, además del centrocampista del FC Barcelona Arthur, todos muy cercanos al '10' de la Seleçao.

A mitad de la tarde del sábado, saltaba a los medios locales la denuncia realizada la víspera por una mujer brasileña a la policía en Sao Paulo que acusaba al atacante de forzarla a tener relaciones sexuales sin su consentimiento tras invitarla a mediados de mayo a un hotel de París. Consultada por la AFP, la Secretaría de Seguridad paulista confirmó que fue registrada una denuncia, pero que toda la información referente al caso es secreta.

Más información

El propio Neymar tomó la palabra ya entrada la noche del sábado en Brasil cuando colgó un vídeo de siete minutos en su cuenta de Instagram negando todo lo narrado en la denuncia y exponiendo las supuestas conversaciones que ambos mantuvieron durante dos meses hasta que organizaron y culminaron su encuentro. «Estoy siendo acusado de violación. Es una palabra pesada, es algo muy fuerte, pero es lo que está ocurriendo», afirmó el atacante, de 27 años, en la grabación compartida con sus casi 120 millones de seguidores. Tras asegurar que nada es cierto y que «nunca haría una cosa así», la estrella de la Seleçao dedicó casi tres minutos a exponer los mensajes amorosos y eróticos que intercambiaron por WhatsApp entre los meses de marzo y mayo, incluidas fotos de la joven desnuda o en ropa interior, pero en las que no se le ve la cara.

Según han informado este domingo medios del grupo Globo, la policía civil de Río abrirá una investigación al jugador por divulgación de fotos íntimas. Un vehículo del cuerpo acudió por la mañana al centro de entrenamiento de Teresópolis, aunque fue antes de la llegada de Neymar.

Neymar alega que fue una trampa

«Son momentos íntimos, pero es necesario exponerlos para probar que realmente no ocurrió nada de más», justificaba en el vídeo el delantero, antes de mostrar estas conversaciones en las que se puede ver cómo acuerdan que la joven viaje a París o hablan de los vinos que pretenden tomar juntos.

La primera conversación compartida por el jugador es del 11 de marzo y la última del día 16 mayo, un día después de que ocurrieran supuestamente los hechos.

De acuerdo a la denuncia divulgada inicialmente el sábado por las web UOL y GloboEsporte, la mujer, que vive en Brasil, afirma que conoció al jugador a través de Instagram y después de varias conversaciones, Neymar la invitó a viajar a París. Finalmente, se vieron en el Hotel Sofitel del Arco del Triunfo el 15 de mayo.

Neymar habría llegado «aparentemente ebrio» y tras conversar e intercambiar «caricias», se habría puesto «agresivo», forzándola a tener relaciones sexuales «contra su voluntad», denunció a la policía de Sao Paulo la mujer, cuya identidad no fue divulgada.

Tanto el padre del jugador como los representantes de Neymar, que negaron categóricamente que ocurriera ningún delito, afirmaron que acudirán a las autoridades para denunciar el presunto intento de extorsión. «Fue una trampa y terminé cayendo en ella. Espero que eso sirva como una lección para el futuro», añadió el jugador en la parte final de su vídeo.

El escándalo llega, sin embargo, en un momento delicado para Neymar, a quien su encontronazo con un hincha tras la derrota del PSG en la Copa de Francia le costó no sólo tres partidos de suspensión, sino también perder el brazalete de capitán de la Seleçao, que Tite decidió ceder el lunes a Dani Alves.

Sus episodios de indisciplina sumados a una temporada truncada de nuevo por la lesión en el pie, además de su polémica actuación en el Mundial de Rusia -donde fue más protagonista por sus caídas que por su juego-, le sitúan bajo fuerte presión de cara a la Copa América que Brasil acogerá en casa del 14 de junio al 7 de julio.

Temas

Neymar