El apoyo del Rey no fue suficiente

El Rey Felipe VI saluda a Iniesta en el vestuario./Casa del Rey
El Rey Felipe VI saluda a Iniesta en el vestuario. / Casa del Rey

Felipe VI bajó al vestuario para levantar el ánimo del equipo tras la eliminación después de ver en directo el encuentro

RAFAEL M. MAÑUECOCorresponsal en Moscú

Felipe VI ha estado presente en el Estadio Luzhnikí para presenciar el encuentro de octavos de final del Mundial 2018 entre España y Rusia. Se esperaba que su presencia diera suerte a La Roja en el reto de superar al anfitrión del campeonato. Pero no ha podido ser. Al término del encuentro, el Rey ha bajado al vestuario para levantar el ánimo de los integrantes del combinado nacional, con la moral por los suelos tras los errores de Koke y Aspas en la tanda de penaltis.

El Monarca, que ha presenciado el encuentro en directo, ha estado acompañado en el palco por el primer ministro ruso Dmitri Medvédev, el presidente de la FIFA Gianni Infantino y el presidente de la Federación Luis Rubiales. Quien no ha estado presente es el máximo mandatatio ruso, Vladimir Putin.

Además del Rey, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también ha querido respaldar a los hombres de Fernando Hierro en estos duros momentos. «Habéis ilusionado a un país entero durante semanas. Esta vez no ha podido ser, pero estoy seguro de que volveremos a hacerlo. Todo mi apoyo a la selección», ha apuntado el jefe del Ejecutivo en su cuenta de Twitter.