Mundial 2018

Rusia 2018

Diego Costa: «Si no juego no voy a poner mala cara»

Diego Costa, en el partido ante Portugal. /Afp
Diego Costa, en el partido ante Portugal. / Afp

El delantero hispano-brasileño confiesa que una final España-Brasil «sería una final muy linda, la firmo ahora mismo»

COLPISAMadrid

Diego Costa es un futbolista feliz. Su doblete ante Portugal en el primer partido de España en el Mundial le han dado mucha moral: «Es importante poder empezar fuerte y marcando. Un delantero vive de goles y estoy muy feliz por los dos que hice, pero queda mucho y tengo que seguir mejorando». El futbolista del Atlético, desveló en El Transistor de Onda Cero, que recibió muchas felicitaciones por el que puede haber sido su mejor partido con la camiseta de La Roja. «Sí, más de lo esperado...», dijo antes de reconocer que «hay gente que ya no me felicitaba y ahora marco y me felicita, así es la vida...Yo sé quién es mi gente... no me hace ilusión la gente que me felicita cuando todo va bien y no está conmigo cuando las cosas van mal«.

El delantero hispano brasileño sueña con una final el 15 de julio en el Estadio Olímpico de Luzhniki en la que esté España y enfrente su otra selección, Brasil. «A mí me gusta ver a la selección brasileña, tengo compañeros como Miranda, Willian, Filipe, gente a la que quiero y no quiero que les vaya mal«, confesó. »Mi familia y muchos amigos viven el Brasil... Pero yo en España estoy muy a gusto« aclaró. El delantero fue más allá al asegurar que «sería una final muy linda, la firmo ahora mismo. Si pasa, ojalá pueda hacer un buen partido y ganarlos». Además, dejó claro que no tiene ningún espíritu de revancha por lo que pasó en el Mundial de Brasil en 2014, porque «la gente allí vive el fútbol con mucha pasión, pero si no ocurrió nada cuando estuve allí en su Mundial... este tema ya pasó, la gente ya está acostumbrada y los brasileños son buena gente».

Costa comparte delantera con Iago Aspas y Rodrigo Moreno, dos jugadores con los que coincidió en su etapa en el celta de Vigo y con los que tiene una buena amistad. «Cómo no la voy a tener, son mis compañeros, son como mi familia». «Cada uno tiene lo que merece y si le toca jugar a otro hay que apoyarlo y felicitarlo porque es su momento y se lo merece», confesó. Además, dejó claro que si le toca quedarse en el banquillo lo aceptará de buen grado porque «no voy a poner mala cara por eso. El seleccionador elige lo mejor para el grupo, la selección está por encima de cualquier jugador». Precisamente el cambio de seleccionador parece no haber afectado en exceso al estilo y los planes de España: «Cada entrenador tiene su método, su manera de ver las cosas...pero desde que estoy en la Selección se sigue una misma línea».

Por último habló sobre su compañero de equipo, Antoine Griezmann, y sobre su decisión de quedarse en el equipo rojiblanco. «No he visto el documental, pero el final ya lo sabemos todos. Cuando hizo eso es porque se iba a quedar». Además, fue más allá al señalar que «Antoine se identifica mucho con nosotros, con los colores, con la gente, aquí le quieren demasiado y él es una persona con un gran corazón, ha sufrido mucho, que se deja llevar por sus sentimientos...y seguro que ha cobrado buena pasta también [risas]«.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos