Loreto, mano derecha de Víctor Fernández en el Zaragoza

Loreto, hablando a la multitud tras el ascenso de 1996/L.R,.
Loreto, hablando a la multitud tras el ascenso de 1996 / L.R,.

El delantero, que logró el ascenso a Primera con el Logroñés en el curso 95-96, será el segundo entrenador de los maños

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

Un nombre íntimamente unido a la historia del Club Deportivo Logroñés, José Luis Rodríguez Loreto, ha vuelto a resurgir en el panorama futbolístico nacional. El delantero andaluz, que logró el ascenso a Primera División con los blanquirrojos en el curso 95/96, será el segundo entrenador del Real Zaragoza. Víctor Fernández, un histórico en La Romareda, va a intentar enderezar el rumbo de una nave a la deriva y que coquetea con el descenso a Segunda B.

Para lograrlo, se va a apoyar en la figura de Loreto, hasta ahora técnico del Brea de Tercera División, y con el que ya coincidió en una época gloriosa para los maños. En el curso 94/95, el Real Zaragoza conquistó la Supercopa de Europa (2-1 al Arsenal con el inolvidable gol de Nayim) bajo la batuta de Fernández y con Loreto como miembro de la plantilla.

Un año inolvidable

El menudo delantero sevillano pasó del Zaragoza al Club Deportivo Logroñés, con el que sumó un año espectacular. Titular indiscutible durante una temporada magnífica, su alianza con Manel y Markovic, llevó a la afición blanquirroja al éxtasis en el Salto del Caballo. Precisamente en Toledo Loreto jugó su último encuentro como blanquirrojoa, en una temporada en la que acabó con diez goles e innumerables asistencia.

Tras su paso por el Logroñés, Loreto volvió al Zaragoza, donde apenas encontró minutos, y su carrera continuó entre Segunda y Segunda B en equipos como el Córdoba, Cadiz, Murcia y Cartagena, donde se retiró en el año 2005. Desde entonces, radicado en Zaragoza, ha sido entrenador de equipos como el Ebro, con el que subió a Segunda B, el Ejea y el Brea.

Siempre rápido en el campo, bregador y eléctrico, su carácter indomable será ahora necesario para animar a un Real Zaragoza que marcha antepenúltimo en Segunda con 16 puntos en 18 jornadas y que ya ha devorado a dos entrenadores: Imanol Idiakez y Lucas Alcaraz.