Jornada 10

El Atlético se cura la herida de Dortmund con el liderato

Antoine Griezmann (i) lucha el balón con Luca Sangalli, / EFE

Los goles de Godín y Filipe Luis certificaron el triunfo de un buen Atlético que fue muy superior a una Real Sociedad timorata

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Llegaba el Atlético con la herida abierta del varapalo ante el Borussia Dortmund y se acostó con el liderato de la Liga en el bolsillo gracias a una victoria que encarrilaron los defensas, que fueron los encargados de hacer los deberes que parecen empeñados en no hacer los delanteros en el Atlético. Los rojiblancos comenzaron el partido como si todavía se siguieran lamiendo la herida de Champions y se mostraron tímidos, con cautela, como si no quisieran cometer un error que les costara un disgusto. Pese a ello salió el Atlético con el objetivo de tener el balón, de buscar la portería de Miguel Ángel Moyá -un viejo conocido- mediante la movilidad de Griezmann y Correa. Precisamente fue el argentino el que primero probó suerte y luego puso un balón a Diego Costa, al que no llegó el hispano-brasileño.

La Real Sociedad presionaba la salida del balón del Atleti. Sangalli había recibido la orden de Garitano de estar encima de Rodri, lo que obligaba a Savic y a Godín a iniciar el juego con balones largos cruzados. Tardaba en llegar la primera ocasión y el partido tenía un ritmo lento, con mucha pelea en el centro del campo, sin llegadas peligrosas a las áreas y con los dos porteros como meros espectadores. Seis córners consecutivos de los rojiblancos metían a la Real en su área y Griezmann tuvo en sus botas el primer gol. El francés sacó de su repertorio una media chilena dentro del área, que se marchó alto por poco ante la desesperación de un Metropolitano que transmitía la ansiedad de la grada al césped por el resultado. El Atlético rondaba el gol, pero Rubén Pardo –con un disparo desde fuera del área- puso el corazón en un puño a la grada. El balón se fue pegado al palo de la portería de Oblak, que poco hubiera podido hacer.

2 Atlético

Oblak, Arias, Godín, Savic, Lucas (Filipe Luis, min. 6), Rodri, Koke, Saúl, Correa (Lemar, min. 82), Griezmann y Diego Costa.

0 Real Sociedad

Moyá, Gorosabel, Raúl Navas, Elustondo, Kevin, Illarramendi, Zubeldia, Zurutuza (Sandro, min. 59), Sangalli (Januzaj, min. 80), Rubén Pardo y William José (Juanmi, min. 68).

goles
1-0. min. 45, Godín. 2-0. min. 60, Filipe Luis.
árbitro
Mateu Lahoz (Colegio valenciano). Amonestó a Zubeldia, Koke y Savic.
incidencias
Partido correspondiente a la 10ª jornada de Liga disputado en el Wanda Metropolitano. 57.714 espectadores. El Atlético celebró el Día de las Peñas.

Pero entonces llegó el gol cuando ya nadie contaba con él. En el minuto 45, tras una jugada de ratón de área de Correa. El argentino apuró hasta la línea de fondo y centró al área, donde el balón no encontró a nadie que le golpeara salvo Diego Godín, que sacó si instinto de delantero para sacar a caña con su bota derecha y poner el balón en el fondo de la portería de su amigo Moyá. El tanto llegó tan a última hora, que Mateu Lahoz no permitió que la Real sacara de centro y señaló el final de la primera parte.

Con el marcador a favor, el Atlético se replegó esperando la contra y la Real se estiró con la obligación de, al menos, probar que Oblak tenía manos. Savic estuvo a punto de meter en un lío a su equipo con una entrada a destiempo en la frontal del área que bien le hubiera podido costar la roja, pero Mateu entendió que con amarilla bastaba. Esas cosas del colegiado valenciano. El Atlético tenía el balón, con Rodri al frente de las operaciones, con posesiones largas, buscando el hueco en la defensa 'txuri urdin' y con la paciencia que le daba ir con ventaja en el marcador.

Y entonces apareció Filipe Luis para recortar en el área, ponerse el balón en la derecha y colocar el balón en la escuadra para hacer el segundo gol. Muy necesario para el equipo y para el lateral brasileño, que minutos antes había escuchado algunos ligeros pitos que le recordaban su error en el cuarto gol del Borussia en Dortmund. Otra vez un defensa se vestía de delantero para hacer un gol de bandera. Diego Costa, como si se hubiera picado, se fabricó una jugada marca de la casa, pero su remate lo detuvo Moyá, para mantener la mala racha de 17 jornadas ligueras sin marcar del '19' atlético. En los mejores minutos del Atlético, los rojiblancos llegaban una y otra vez al área de la Real, pero la falta de acierto en los metros finales -Godín tuvo la más clara- evitó una victoria más contundente y acorde a lo visto en el campo.

La afición del Atlético abandonaba el Metropolitano por la Avenida Luis Aragonés con el regusto que da el liderato de la Liga –a pesar de ser el peor arranque liguero de la era Simeone- y comentando aquello de que 'mientras otros duermen, nosotros seguimos soñando'. De momento, con el liderato.

Más información