Messi siempre vuelve: asombra con otra nueva exhibición

Messi siempre vuelve: asombra con otra nueva exhibición

Nueve años después de haber logrado el tanto 5.000 del Barça en Liga anotó al Alavés el 6.000 y luciendo un brazalete de capitán que le engrandece todavía más

P. RÍOSBarcelona

Cada vez que Messi se va a un Mundial o a una Copa América con la selección de Argentina, los barcelonistas entran en un estado de inquietud que se transforma en pánico una vez ha acabado sin éxito individual y colectivo su participación. Leo va cumpliendo años (31), lleva unos 14 conviviendo con una autoexigencia inhumana y ya lo ha ganado todo. La tentación de desconectar de este mundo de balón sería comprensible cuando su sueño de dar un gran título a su país se frustra un día sí y otro también, cargando además con la responsabilidad por ser el mejor del mundo y llevándose todas las críticas.

En Rusia ya no le salió casi nada y en Barcelona más de un culé y de cien pensó que el '10'; igual regresaba distinto, cansado psicológicamente, mirando el futuro de otro modo. Y sin el estímulo de tener a Cristiano Ronaldo en el máximo rival… Pero nada de eso ha ocurrido. Messi no se ha debilitado, al contrario, se ha fortalecido con el brazalete de primer capitán que ha heredado de Iniesta y se ha marcado un objetivo que expresó con claridad el día de la presentación de la plantilla en el Gamper. Quiere la Liga de Campeones que no gana desde 2015. Y eso en el Barça es querer también la Liga porque, a diferencia del Madrid, no sabe triunfar en Europa sin ser el mejor en España. Dicho y hecho.

Tras otro atormentado paso por la selección argentina, el '1O' se exhibe en la primera jornada de Liga

Tras mostrar un buen nivel en la Supercopa ganada al Sevilla en Tánger, el sábado en el arranque liguero ante el Alavés ya se vio al Messi de siempre. El líder azulgrana logró dos goles, el primero para romper la resistencia vitoriana, y el segundo para mostrar que su ambición sigue intacta allá por el minuto 92. El 1-0 con una falta por debajo de la barrera tras estrellar otra en el larguero y el 3-0 controlando un balón con el pecho en el área pequeña ante centrales enormes y resistiendo su entrada para batir por bajo a un gran Pacheco.

Con el 1-0 logró el gol 6.000 del Barcelona en la Liga. Curiosamente, Messi también marcó el gol 5.000 de los culés en Liga, el 1 de febrero de 2009 en una victoria del Barça ante el Racing de Santander por 1-2. Más de nueve años y 1.000 goles más tarde, el número '10' volvió a conseguir el mismo logro. «A veces tenemos que esperar a que Leo haga alguna de las suyas. Empezar así da gusto. Fue el autor del 6.000 y también hizo el 5.000. El 7.000 será más complicado», bromeó Sergi Roberto al terminar el duelo.

El gol 1.000 del Barcelona en la Liga lo anotó Marco Aurelio el 22 de Octubre de 1950, en un 6-1 al Lleida, en la temporada 50/51. Casi catorce años más tarde, el 12 de Enero de 1964, Pedro Zaballa hizo el tanto número 2.000 en un 4-0 al Valencia. Enrique Castro Quini marcó el 3.000 el 24 de Enero de 1982 ante el Castellón, en un partido que se llevarón los culés por 4-3.

El 9 de Marzo de 1996, Guillermo Amor anotaba el 4.000 en un 4-1 al mismo rival que el 2.000, al Valencia. Casi trece años tuvieron que pasar para hacer el 5.000, por lo que el 'trayecto' del gol 5.000 al 6.000 ha sido el más corto de la historia del Barcelona, ya que han transcurrido poco más de nueve años.

Se da la curiosa circunstancia de que cada vez que el argentino hace el primer gol del Barcelona en una Liga, también hizo el 3-0 final después de que Coutinho hubiese anotado el segundo azulgrana, el Barcelona ha conseguido ganar la Liga y la Champions League esa campaña: 2008-09, 2010-11 y 2014-15.

Todos le buscan en el Barça por marcado que esté y todos se ofrecen porque saben que de sus botas cualquier pase es posible. «Ha costado bastante, hasta que apareció una obra de arte de Messi», dijo Sergio Busquets mientras que Abelardo lamentó que «apareció el de siempre (Leo Messi) y fue una pena porque veníamos jugando muy bien».

Es Messi, el mejor jugador de todos los tiempos, que no quiere desconectar todavía de su pasión. Y eso quiere decir que volverá a vestir la albiceleste en 2019 aunque ahora se haya tomado un descanso para los próximos amistosos. A ver si la próxima vez le entienden. De momento, hasta que lo exprimen mentalmente del todo allí, en el Barça -que lleva 10 temporadas logrando la victoria en el primer partido de la Liga - siguen disfrutándolo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos