México perdona y termina sufriendo para ganar a Nueva Zelanda

Chris Wood marca ante México. /
Chris Wood marca ante México.

El Tri remonta el gol inicial de Wood un partido que se alargó hasta el minuto 98 por una tangana en el descuento

COLPISA/AFPSochi

Desorientada por los ocho cambios introducidos por Juan Carlos Osorio, la selección mexicana tuvo que remontar para derrotar 2-1 a Nueva Zelanda, este miércoles en Sochi, y dar un paso importante para clasificar a las semifinales de la Copa de las Confederaciones.

Chris Wood abrió el marcador para el campeón de Oceanía, pero el Tri remontó en la segunda parte gracias a su pareja de delanteros, Raúl Jiménez y Oribe Peralta.

Con este resultado México y Portugal, que antes ganó 1-0 a Rusia, mandan en el grupo B con cuatro puntos, mientras que el anfitrión queda con 3 y Nueva Zelanda ya está eliminada tras sumar dos derrotas.

Lo había avisado y no defraudó. Hasta ocho cambios introdujo el técnico mexicano Juan Carlos Osorio. Del once ante Portugal se salvaron Carlos Salcedo, que se lesionó en el hombro y tuvo que ser sustituido a la media hora de juego, Raúl Jiménez, y Diego Reyes, capitán este miércoles, que pasó de jugar en la zaga a hacerlo como volante defensivo.

Pero a diferencia del vibrante partido ante Portugal (2-2), el Tri mostró su peor cara durante la primera parte ante los All Whites.

Tras pasar por los vestuarios México dio un paso adelante a nivel de concentración y gracias a Javier Aquino, un puñal en la banda izquierda y en el origen de los dos goles, dio la vuelta al partido.

A la media hora de juego, Carlos Salcedo tuvo que ser retirado en camilla, con el brazo inmovilizado, tras una caída desafortunada en una acción con Wood en el área. Mientras el defensa se dolía en el suelo, Nueva Zelanda continuó la acción y Wood remató completamente solo, pero Talavera salvó a México con una gran intervención. Osorio optó por Héctor Moreno, héroe ante Portugal al marcar el empate en el descuento, para suplir a Salcedo. Luego Moreno también se lesionó y dejó su puesto a Rafa Márquez, el gran capitán, que disputó sus primeros minutos.

México no lograba conectar su juego y Nueva Zelanda, tocando con calidad en el medio, se plantaba con cada vez mayor frecuencia en el área del Tri. Finalmente Wood se encontró con un balón en el área tras una pérdida de balón de Araujo y un pase de primeras de Clayton Lewis. Ejecutó sin contemplaciones a Talavera.

Tras el descanso México tenía prisa y más motivación. En una doble ocasión, tras varios rechaces, primero Aquino disparó al cuerpo del arquero Stefan Marinovic y luego Giovani por encima del arquero.

Pero el Tri seguía naufragando en defensa. Otra vez Talavera ganó el duelo a Wood cuando el delantero se disponía a regatearlo para marcar.

Desaparecido durante todo el choque, Jiménez igualó con un gran disparo a la media vuelta tras una carrera de Aquino por la izquierda y una dejada de Marco Fabián en la frontal del área.

Y México dio el paso definitivo. Peralta enganchó un zapatazo entrando al primer palo tras otra buena jugada de Aquino, que alcanzó la línea de fondo.

Jugando por sobrevivir en la competición, Nueva Zelanda tuvo el empate pero el excelente disparo de Ryan Thomas se fue a la cruceta.

El partido acabó con una fea pelea entre jugadores de los dos equipos después de que México cortara por las bravas un contraataque neozelandés. Tras consultar el VAR y varios minutos de confusión, el árbitro gambiano Bakary Gassama mostró dos tarjetas amarillas.