Rutas en BTT

Agua y vino: vuelta por El Cortijo, Fuenmayor y Navarrete

Vista del Cortijo junto al Ebro y fincas de viñedos / J.E.

Los viñedos y el río Ebro son los protagonistas indiscutibles de esta nueva ruta que discurre por un entorno de amplia tradición vinícola

Javier Ezquerro
JAVIER EZQUERROLogroño

Si hay algo que predomina en la ruta que traemos hoy a larioja.com son las fincas de viñedos. El recorrido discurre por el entorno más vinícola de Logroño, que incluye las poblaciones de El Cortijo, Fuenmayor y Navarrete para retornar de nuevo a la capital por las colinas del Pico del Águila, en Lardero. Las explotaciones vinícolas son predominantes en un paisaje en el que destaca también como referente el río Ebro y sus meandros próximos a Logroño. Tan cerca del río pedaleamos en algún momento que casi podemos tocar sus aguas. El río y los viñedos son también los protagonistas de la gran panorámica que podemos observar desde la Torre Fuerte del Cortijo, un emplazamiento que bien puede ser elegido como el mejor balcón de Logroño. Hay que desviarse un pelín del camino, pero las vistas compensan con creces el pequeño esfuerzo.

El itinerario nos lleva mayoritariamente por pistas y caminos de grava y algo de asfalto, aunque incluye al principio y al final dos tramos de sendero y trialeras aptos solo para aficionados con buena técnica en el descenso por laderas empinadas y con el firme algo suelto. Para no desanimar a nadie, hay que decir también que son segmentos muy cortos, que se pueden hacer también bajados de la bici, y que tienen alternativas fáciles por caminos cercanos. Por esa razón, incluimos abajo dos mapas, uno con los tramos difíciles y un segundo sin descensos complicados.

Vista desde la Torre Fuerte del Cortijo, que aparece sobre estas líneas y calle del Cortijo / J.E.​

Para empezar la ruta hay que tomar posición en el barrio de Valdegastea, en el parque de los Enamorados, con buenos senderos entre sus pinos donde practican los alumnos del Club Osga Kdds Riojanas de bicicleta de montaña. Desde este punto enfilamos rectos para introducirnos enseguida por el Camino de Fuenmayor, que andamos un rato antes de desviarnos a la derecha para enlazar con otra pista que se dirige al Cortijo en una subida gradual y llevadera. Poco antes de coronar se divisa la mentada Torre Fuerte del Cortijo, que se alcanza tras desviarnos a la derecha unos centenares de metros. Está levantada en un cerro junto a unas antenas de comunicaciones. Se trata de una construcción de buen porte que fue construida en el siglo XIX como torre vigía durante la guerra carlista, sin duda aprovechando la prominencia de un lugar que se sitúa 200 metros de altitud sobre la ribera del Ebro. Las vistas hacia Logroño, Navarra y Rioja Alavesa, con la Sierra de Cantabria al fondo, son formidables. La pena es el estado ruinoso que presenta el edificio.

Tras la obligada parada, seguimos nuestra excursión hacia El Cortijo, pero elegimos ahora el tramo de sendero y trialeras que juguetean por las alturas de estas colinas. Como decíamos, hay un par de bajadas endureras con alguna dificultad en las que conviene bajarse si se duda de tener la pericia necesaria para afrontarlas. Una de ellas es la que nos deposita en el núcleo de El Cortijo, barrio de Logroño, pero con todas las características de un apacible pueblo vinícola de La Rioja. Si se tiene sed, podemos calmarla en el bar que hay junto a la iglesia o bien en la fuente cercana. Del centro urbano salimos buscando la Vía Verde, acondicionada sobre el antiguo trazado del ferrocarril y que recorre el magnífico entorno ribereño del río Ebro. Mientras pedaleamos admirando la vega nos aproximamos a la presa de la central hidroeléctrica del Cortijo, otro hito importante en nuestro camino. La obra de ingeniería ha represado las aguas del río creando una suerte de lago que remonta el cauce casi hasta la Puebla de Labarca. A la altura de la presa abandonamos la Vía Verde para circular por un camino rodeado de viñedos que no tarda en aproximarnos hasta la misma orilla del río, sin arboledas en este punto, aunque un poco más adelante hay un área recreativa en mitad de una chopera que casi se baña en el Ebro. La dejamos atrás y llegamos enseguida a la Acequia de Río Antiguo, que entrega sus aguas al Ebro en este punto, muy reconocible porque hay que atravesar un pequeño túnel.

J.E.​

La ruta abandona ya las orillas de río ibérico y remonta ahora el cauce del Río Antiguo hasta Fuenmayor, ya muy cerca. Vamos al principio siguiendo un camino peatonal delimitado con vallas de madera y luego un camino agrícola por el que acabamos entrando al municipio por su ermita del Cristo. Desde este punto nos vamos acercando al centro entre calles bien cuidadas, jalonadas de buenos edificios de piedra, algunos palaciegos. La plaza de la iglesia, son su bares y sus buenos vinos, conforma un buen lugar para parar y recuperar fuerzas antes de proseguir hacia Navarrete atravesando el 'ensanche' fuenmayorense. Tras cruzar la carretera nacional 232 nuestro recorrido sigue por otro camino que remonta otra acequia llamada Caz del Iregua y que forma parte de las rutas en BTT por Moncalvillo, tal y como nos lo recuerda alguna baliza indicadora.

Los viñedos son de nuevo los protagonistas de un terreno ahora más abierto en el que destaca al frente el cerro donde se encarama Navarrete. Estamos en el ecuador de la ruta, con 18 kilómetros ya recorridos, cuando alcanzamos esta localidad por la que atraviesa el Camino de Santiago. Probablemente sean los peregrinos compostelanos las primeras personas que divisemos al entrar en el pueblo, dotado de gran oferta hostelera que atiende el continuo flujo de caminantes. Un buen lugar para parar aquí es la fuente situada junto a su iglesia de la Asunción, que presume de albergar un imponente retablo del siglo XVII.

Vista de viñedos con Fuenmayor al fondo, casco urbano de Navarrete y sendero en el Pico del Águila / J.E.​

Cumplido el paso por Navarrete, el siguiente tramo nos lleva hacia el sureste por el Camino de la Mora y luego por el Camino de los Judíos, que discurren ambos por territorio llano plagado de grandes extensiones de viña. Se circula a buena velocidad hasta que alcanzamos un guardaviñas, en donde la ruta efectúa un giro a la izquierda para dirigirnos por otro camino hasta el paso de las Dos Tetas, ya en el término de Lardero. Cruzado el paso llega un camino de asfalto que no se tarda en abandonar para ascender por otro camino que sale a nuestra derecha y que conduce a una de las sendas del Pico del Águila, bien conocida porque suele figurar como 'regalito' final en todas las ediciones de La Rioja Bike Race. El sendero en cuestión discurre entre pinos y no entraña ninguna complicación hasta que llega la bajada, con algún pequeño escalón y muy encajonado en la parte final del descenso. Como ocurría en El Cortijo, es un trozo corto, que se puede hacer bajado de la bicicleta o bien se puede optar por prescindir de este último tramo y seguir por el asfalto hacia la autopista, tal y como indica el 'track' del recorrido fácil.

El sendero se estira luego en subida con alguna complicación que se resuelve enseguida antes de gozar en un último trozo con una bajada divertida y seguir por las laderas arcillosas de este entorno pelado antes de cruzar la autopista e introducirnos en el parque de La Grajera por otro senderito. Este espacio de esparcimiento de Logroño se atraviesa enseguida siguiendo sus sendas (hay una última que no está marcada en el parque y que atraviesa una finca yeca). Los últimos dos kilómetros discurren nuevamente por el Camino de Santiago antes de entrar en la ciudad por el barrio del Arco entre los muchos paseantes que van y vienen por este itinerario.

LA RUTA, EN BREVE

Distancia:
38 kilómetros
Desnivel acumulado:
554 metros
Tiempo estimado:
Entre 2 horas 30 minutos y 3 horas
Avituallamiento:
En cualquiera de las localidades que se atraviesan, El Cortijo (km 7), Fuenmayor (km 16), Navarrete (km 20.).
Principales atractivos:
Vistas desde la Torre Fuerte del Cortijo, Vía Verde del Cortijo, paisajes de viñedos y los cascos urbanos de El Cortijo, Fuenmayor y Navarrete.
Nivel de dificultad:
Medio-alto. La ruta es muy asequible, salvo los tramos de senderos y trialeras en El Cortijo y el Pico del Águila. No obstante, estos dos tramos pueden evitarse siguiendo recorridos alternativos, tal y como aparece en el segundo mapa que acompaña estas líneas.

Ruta más difícil, con trialeras

Powered by Wikiloc

Puedes descargarte en este enlace las ruta que esta semana te planteamos. El trazado más complicado y técnico puedes verlo aquí mientras que el otro, más suave y apto para un deportista menos avezado puedes descargarlo aquí.

Ruta más fácil, sin trialeras

Powered by Wikiloc