Mundial de China 2019

Marc Gasol levanta a una gris España

Marc Gasol, frente a Puerto Rico./Reuters
Marc Gasol, frente a Puerto Rico. / Reuters

La selección se asegura el pase a la segunda fase de la mano del pívot de los Raptors y de Ricky Rubio

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Después de una mala primera parte de España, fue encenderse la luz de alarma en el tercer cuarto, con 41-43, cuando Puerto Rico endosó un 6-0 tras un 0-7 de la selección, y la bronca que echó Sergio Scariolo a sus jugadores, a quienes exigió disciplina, y el cambio radical del equipo, revitalizado y elevado por Marc Gasol, despejaron la incertidumbre y permitieron asegurar la sufrida victoria. España, aun con demasiados defectos y vaivenes, ya está en la segunda fase del Mundial, a falta de cerrar la primera ante Irán, después de derrotar al rival más complicado del grupo, contra el que fracasó en la primera mitad pero, como ocurrió ante Túnez, la selección volvió a reaccionar con carácter, acompañado de talento, para sellar un triunfo obligado frente a Puerto Rico, que no estuvo garantizado hasta el último minuto y medio, cuando con 63-69, Ricky Rubio se encargó de frenar a un adversario entonces embalado.

No mejoró su imagen la selección, que firmó un partido muy gris, padeció más de lo esperado y demostró que depende demasiado de Marc Gasol y Ricky Rubio, los líderes de esta España ante la ausencia de Pau, que son a quienes se puede agarrar un equipo sin continuidad que, al contrario que en el partido de debut, se estrelló desde el exterior (sólo 4 de 30 triples, un 13%) y debió ser rescatado, cuando más problemas tenía, por el campeón de la NBA. Gracias al mediano de los Gasol, que se echó el equipo a la espalda y asumió todo el protagonismo en el tercer período, hasta que a Sergio Llull se le soltó la muñeca, España abrió de forma definitiva el camino hacia la victoria, con un 0-12 de parcial (43-57). España buscó cuando más lo precisaba a Marc Gasol, que firmó entonces 11 puntos, con dos triples incluidos, y devolvió así la confianza a una selección hasta entonces excesivamente errática en ataque, negada desde el tiro lejano, y muy débil con los jugadores de banquillo.

El pívot de los Raptors (19 puntos y siete rebotes para 21 de valoración) dio una exhibición en el período posterior al descanso y España, bastante más seria en defensa tras la indignación de Scariolo, se contagió, sostenida por el poderío interior y la mano de un Marc Gasol que, sin la compañía de su hermano, ha asumido con naturalidad el papel de principal referente. La selección española tiene a Marc y a Ricky (máximo anotador en la primera parte con 10 puntos, con 17 al final, junto a ocho rebotes y cuatro asistencias), y puede aspirar a medalla en este Mundial, pero otros muchos tendrán que acompañar y mucho deberá mejorar el equipo para subir al podio y, sobre todo, obtener el difícil pasaporte directo a los Juegos de Tokio.

63 Puerto Rico

Browne (11), Huertas (7), Franklin (2), Balkman (6) y Díaz (5) -quinteto inicial-. Clavell (13), Clemente (2), Collier (6), Mojica (-), Piñeiro (2) y Rodríguez (9).

73 España

Ricky Rubio (17), Rudy Fernández (5), Juancho Hernangómez (8), Víctor Claver (7) y Marc Gasol (19) -quinteto inicial-. Colom (2), Ribas (-), Willy Hernangómez (-), Oriola (6), Rabaseda (-) y Llull (9).

PARCIALES:
21-17, 14-19, 10-21 y 18-16.
ÁRBITROS:
Weiland (Canadá), Poursanidis (Grecia) y Boyer (Australia). Eliminado: Browne.
INCIDENCIAS:
Partido correspondiente a la segunda jornada del Grupo C del Mundial de China 2019, disputado en el Guangzhou Gymnasium.

La buena noticia es que, puese al pobre encuentro de la selección y el pésimo porcentaje en triples, España sacó adelante un encuentro que se le complicó desde el principio porque no entró suficientemente concentrada. A la selección de Scariolo le cuesta bastante entrar en juego en el inicio de los partidos y, con experiencias de anteriores campeonatos, debería ir de menos a más, porque ahora sobra ansiedad y falta confianza, intensidad y poderío, salvo por dentro, donde manda Marc, y en la dirección, donde Ricky sigue impartiendo lecciones, aunque ambos se encuentran demasiado solos sin Pau, Mirotic ni Ibaka el pívot, y sin el relevo de Sergio Rodríguez el jugador de Masnou, porque Llull no funciona como base y Quino Colom, pese a que volvió a cumplir, no tiene apenas tiempo.

Afortunadamente, España también mejoró en defensa después del descanso, y dejó a Puerto Rico, en dos ocasiones, nada menos que cuatro minutos sin anotar en el decisivo tercer cuarto. También fue importante que Díaz, el único pívot que podía intentar parar a Marc, cometió la cuarta falta con 43-45, y a partir de entonces, con la mano caliente de Llull, España se disparó con un 0-12 de parcial (de 43-51 a 43-57) que permitió que no peligrase el triunfo en el último cuarto, aunque fue de nuevo la falta de consistencia y continuidad la que obligó, cuando Puerto Rico se acercó a sólo seis en el tramo final, a que Ricky, que está en un momento grandioso, sentenciase de forma definitiva. La lectura más positiva es que, tras el récord de triples frente a Túnez (17), con sólo cuatro y con un juego muy irregular ante Puerto Rico, España ganó, aunque sigue con muchas dudas.

Más información