Baloncesto

El Clavijo dice prácticamente adiós a la fase de ascenso

El Clavijo dice prácticamente adiós a la fase de ascenso

El Bodegas Rioja Vega debe ganar al Baskonia la siguiente jornada y que el Zornotza pierda para ser sexto

Lucia Fuente
LUCIA FUENTE

Era un partido que había que ganar y se perdió. El Bodegas Rioja Vega, con su peor versión de juego de la temporada, cayó por 17 puntos (74-57) frente a un Plasencia que mereció la victoria y la consiguió. Y no fue un revés más. Con esta derrota el Clavijo prácticamente se despide de su objetivo de luchar por el ascenso para volver a la segunda división del baloncesto nacional. Y digo prácticamente porque todavía existe el milagro. Los riojanos ya no dependen de sí mismos, pero todavía tienen una pequeña opción. Si en la próxima jornada los de Jenaro Díaz ganan al Baskonia en el Palacio y el Zornotza pierde en su casa contra el Ávila, la sexta plaza sería de los riojanos ya que tienen ganado a los vascos el «basket average». Es difícil, pero las matemáticas dicen que no es imposible.

Unas matemáticas de las que Jenaro Díaz no quería ni oír hablar en la previa. El técnico asturiano estaba convencido de que si su equipo ganaba este partido y el próximo en el Palacio jugarían la fase de ascenso. Pero el Clavijo ha perdido con justicia frente al Plasencia y solo le queda esperar un milagro.

74 Plasencia

57 Rioja Vega

El partido comenzó con un fallo de Lafuente y pasos de Nissen. Un comienzo que hacía presagiar un mal partido y los pronósticos no fallaron. Y eso que los de Jenaro Díaz comenzaron ganando el encuentro con un 0-4 de parcial, obra de Nissen, pero la alegría duró poco en Plasencia. El equipo local, tomó la iniciativa y liderado por Germán Martínez logró irse al descanso con tres puntos de ventaja (18-15).

El segundo periodo no fue mejor para los riojanos que sólo lograron anotar 14 puntos. Pablo Pérez intentó echarse al equipo a la espalda, pero enfrente tenía a un Extremadura que hizo del triple su mejor virtud. Germán Martínez (13 puntos al descanso), sumó dos triples más -ya había anotado uno en el primer periodo-, el último fue de los que duelen, sobre la bocina, para poner el 39-29 en el marcador. La máxima renta hasta el momento del partido justo antes del descanso. El Plasencia se iba ganando de 10 puntos al descanso.

El tercer periodo también se empezó con triple. Esta vez de los riojanos. Lafuente abrió el marcador. Siguió Noguerol anotando dos tiros libres. Pero la reacción fue sólo un espejismo. Los de Rafa Sanz, ahora liderados por Medina, consiguieron ampliar la renta a 14 puntos (53-39) a falta de minuto y medio para el final del tercero periodo. Los riojanos lograron reducir algo las distancias. Debían remontar 12 puntos en el último periodo (55-43).

Pero dos triples seguidos de los locales nada más comenzar el segundo periodo acabaron con la ilusión de la remontada riojana, que solo pudo celebrar en este último cuarto los primeros tres puntos de Hewitt con el Clavijo. El Extremadura llegó a ganar de 20 puntos (70-50) a falta de 5 minutos para el final del encuentro. Quedó tiempo para ver la peor versión del equipo local y a un Clavijo incapaz de aprovecharla.