Baloncesto

Alegría tras los días negros

Alegría tras los días negros
Sonia Tercero

El Rioja Vega se impone con solvencia al Plasencia y rompe su mala racha de dos derrotas consecutivas

Luismi Cámara
LUISMI CÁMARALogroño

Después de dos derrotas que le habían hecho caer del liderato hasta la zona media de la tabla, el Rioja Vega volvió a ganar . Puso así fin a sus días negros con un resultado que le vuelve a impulsar en la clasificación. Los logroñeses, además, obtuvieron una buena diferencia de quince puntos (82-67) por lo que pueda pasar en un grupo tan sumamente igualado que puede hacer que el entrar en la zona alta pueda depender de un puñado de canastas de más.

Azules y blancos se mostraron tremendamente activos, en un partido con mucho ritmo, juego vibrante y sin apenas descansos. La duda estaba en saber qué equipo era capaz de mantener la intensidad y, sobre todo, el acierto.

De hecho, el contraste entre los dos primeros cuartos fue tremendo. El primero se cerró con un 25-24 pleno de buen juego y de tino. Los visitantes acertaban desde el triple y los riojanos insistían en su estilo de lanzarse a tumba abierta a por el rival. Las diferencias a favor de uno y otro no se estiraban más allá de los cuatro puntos. Una buena jugada de los locales era respondida con otra del mismo color por el bando contrario.

En el segundo periodo, la igualdad se mantuvo. No precisamente por los aciertos, sino por los errores y la precipitación de ambos contendientes. Tras unos primeros instantes en los que el Rioja Vega llegó a contar con una renta de cinco puntos (31-26), las pérdidas se acumularon en ambos lados y el caos se apoderó del partido. Ninguno pudo centrarse en esos minutos previos al descanso y el parcial se cerró con un pobre 12-13 (37-37 global).

Tras el paso por vestuarios, el Plasencia parecía más asentado. Un problema con el marcador de los 24 segundos detuvo durante unos minutos el juego. A los de Jenaro Díaz les vinieron fenomenal esos minutos de parón para centrarse y, una vez se volvió a poner en marcha el partido, los logroñeses obtuvieron un parcial de 20-5 que les dio una renta de diez puntos, aunque el cuarto acabó con siete puntos de ventaja (65-58).

Sonia Tercero

Este tercer parcial volvió a dispararse ofensivamente (28-21). Tocaba ver si se repetía el esquema de la primera mitad y en el último periodo se frenaba la anotación. No lo hizo el Clavijo, con dos triples para abrir el cuarto definitivo y romper la zona planteada por los extemeños, con el gigante Mayot (2,18 metros) en el centro de las operaciones defensivas del Plasencia.

Según se acercaba el final, volvieron las precipitaciones. Pero el Rioja Vega supo calmarse bajo el mando de Noguerol y aguantar la ventaja para entrar en los últimos cuatro minutos nueve puntos arriba (74-65). Los visitantes, mientras tanto, lo fiaban todo a Medina, su mejor hombre (15 puntos y 21 de valoración), pero los riojanos mantuvieron la cabeza fría para llevarse el partido con la máxima renta del encuentro (82-67) y recuperar las sensaciones ganadoras olvidadas en los últimos tiempos.

 

Fotos

Vídeos