Da Vinci: el pacifista que inventó la metralleta

Óscar Chamorro

Una doble exposición explora el genio múltiple de Leonardo a través de sus fracasos

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

«Aquí está Leonardo en vaqueros». «Le bajo del pedestal para fijarnos en el hombre antes que en el genio». Son las premisas de Christian Gálvez al aproximarse a Leonardo da Vinci (1452-1519). El presentador es el comisario y empresario asociado de 'Los rostros de genio', la doble exposición que quiere «humanizar» al portentoso polímata renacentista. A través de su imagen, sus fracasos y contradicciones perfila al «poliédrico» creador toscano y desata la 'Vincimanía' anticipándose al quinto centenario de su muerte. Y lo hace con un golpe de efecto, avalando el que presenta con «único y auténtico» autorretrato de Leonardo, la 'Tavola Lucana'.

Muestra Gálvez «al hombre con sus luces y sus muchas sombras». Antes que sus triunfos, celebra unos fracasos que sitúa en la raíz de su genialidad. «Bastardo, disléxico, bipolar y con déficit de atención», presenta al autor de 'La Gioconda' como un ser de «mente poliédrica» tan inaudito como contradictorio. Un pacifista que inventó la metralleta y el tanque. Un ecologista 'avant la lettre' que anticipó el coche, un anatomista y un pintor del que conocemos apenas 23 obras «que se tenía por mejor compositor y trovador que artista».

«Vemos a Leonardo en vaqueros. Está el genio, sí, pero por encima de todo está el hombre. El niño que fue hasta su muerte, a los 67 años, que no dejó de preguntarse jamás por qué y para qué y que generó el futuro», resume Gálvez. «Él nos explica cómo perdió en Florencia y en Roma y como triunfó únicamente en Francia durante los tres últimos años de su vida para morir 'triste y fracasado', según sus propias palabras». «Era un mercenario, un inconstante que nunca acababa lo que empezaba, que no cumplió ni con su palabra escrita ni con la dada», enumera Gálvez evocando sus últimas palabras: «Aquí lo dejo porque se me enfría la sopa».

Los mil rostros de Leonardo y su coetáneos confluyen en uno «genuino y auténtico», la 'Tavola Lucana', un presunto autorretrato aparecido en 2008 y que según Gálvez y su descubridor, Nicola Barbatelli, es «la verdadera imagen de Leonardo». «Inspira todos los retratos realizados hasta el siglo XIX, coincide con la sanguina de Melzi y creemos que es auténtico al 99,9%» aseguran. En su reverso se lee 'Pinxit Mea' (Mi pintura) en escritura especular. Un huella dactilar localizada en el pigmento original coincide con otra encontrada en 'La dama del armiño', obra capital de Leonardo.

Presentación de la exposición.

La 'Tavola' estuvo en posesión de una familia de Basilicata hasta que en 2009 se envió a la institución que hoy la custodia, el Museo delle Antiche Genti de Lucania, del que Barbatelli es director científico. Ni Gálvez ni él se atreven a ponerle precio pero ambos coinciden en que en una subasta estaría «muy por encima» de los 450 millones de dolares (380 de euros) pagados por 'Salvator Mundi', el polémico cuadro hoy en paradero desconocido sobre cuya autoría leonardiana nadie acaba de certificar y que reventó el récord de subastas como la pintura mas cara de la historia.

«Diez millones de euros sería un precio simbólico, pero en una subasta superaría la cifra de 'Salvator Mundi' y volvería a superar la lógica del mercado», dice Barbatelli. Él no creía que fuera de Leonardo, «pero me convencieron las pruebas de Carbono 14 y demás análisis, que la dataron entre 1475 y 1515. Creí que era del siglo XIX, pero la ciencia me ha convencido de lo contrario situándolo en el tiempo de Leonardo. A primera vista dije que no y el laboratorio dijo que sí», dice el experto.

Para contemplar la tabla habrá que pagar los 14,50 euros de la entrada y atravesar la tienda que acompaña a la interesante muestra interactiva, en cartel hasta el 19 de mayo en el Palacio de las Alhajas de Madrid. Incluye una recreación virtual de 'La Última Cena' ambientada con música de James Rhodes, maquetas reales y virtuales de muchos de los ingenios leonardianos, sofisticados dispositivos de realidad aumentada que permite interactuar con artilugios como el tanque, la metralleta, el coche o el planeador surgidos del privilegiado magín de Da Vinci hace más de medio milenio.

Los códices

Tiene su complemento gratuito en la muestra que ofrece la Biblioteca Nacional de España (BNE). Ahí brillan las joyas de la corona, los códices 'Madrid I' y Madrid II', dos de los 23 manuscritos autógrafos que existen en todo el mundo surgidos de la zurda de Leonardo. Son dos volúmenes en una pieza extraordinaria y de valor incalculable. Redactados en tono a 1500 con la escritura especular de Leonardo, proceden de la biblioteca de Felipe V y están desde 1712 en poder de la corona española. El códice I es un tratado de mecánica y estática y el II, un estudio de fortificación, estática y geometría.

Se expondrá durante apenas un mes y bajo estrictas medidas de seguridad y luz atenuada. Se sustituirán por un fácsimil «de altísima calidad que nada tiene que envidiar al original», según Ana Santos, directora de la BNE. Junto a ellos se exhibirán 32 piezas de la colección de la BNE que contextulizan la vida y las obras de Da Vinci. En el montaje destaca una reconstrucción parcial del enorme caballo que diseñó para Ludovico Sforza.

Christian Galvéz, que pertenece a Leonardo DNA Project, que avala la exposición, donará su remuneración como comisario a la Federación Española de Enfermedades Raras. «Ahora tengo dos trabajos: hacer roscos y hablar de Tito Leo», bromeó el popular presentador de 'Pasapalabra' y autor de 'Gioconda descodificada'.

Ficha

Qué: Leonardo da Vinci. Los rostros del genio

Dónde: Palacio de las Alhajas. (Plaza de San Martín, 1). Biblioteca Nacional (Paseo de Recoletos, 20) www. losrostrosdelgenio.com

Cuándo: del 29 noviembre 2018 al 19 mayo 2019

Cuánto: Entrada general 14,50 ? (P. Alhajas) Gratis (BNE)

 

Fotos

Vídeos